Resultados de su consulta

Ejemplares y páginas que contengan “mastín” en el texto de las páginas. Ordenados de más antiguo a más reciente.

Página 1 de 3.564. Resultados: 35.634. Ordenados

El Censor (Madrid. 1781). 1781, n.º 21, página 10.

«18 El CENSOR. ^un sombrero, ü otras cosas scmc,',jantes por haber sobrevenido á un ,,animaIíto de estos, sin advertirlo „el que lo tenia, alguna preterna' „tural, y aun natural evacuación: „y asimismo se liabia experimenta„do (lo que era aun mucho peor) „que por haber mordido en la na„riz á su Ama un Perrito de esta „especie, al darle besitos en el ho,zico, habia ella rabiado, no de ,otra suerte que si la hubiese mory» dido un mastin: Que sin ser morti ,didas, rabiaban muy comunmen,te las

Ver ejemplar  •  Detalles  • 

Diario de Madrid (Madrid. 1788). 1/2/1788, página 1.

Num. 3a. ' i^Ai pl AR 10 •• -' ' • •'• J • ' i ' .,. D E M AD %í p. •', .';-, ; • ..£.1 f.-^: • "i : [ t - T Í - . • • • • '• DEii V I E R N E S 1 DEí5EBRiRO.Dfi . 1 7 8 8 i í.., Ignacio , Obispa íj 1:Mastín,., y : Sta-l Bfiguia ,- P^irgen. !=: ^ y / á £/ Jubiles de -las Quarenta Horas en la Real Iglesia de Monjas de las MaraviUas.\:z Absúnínáa'en Madrid. ' ,V'j , t'VLJu, , . ' ••••-'.Afecciones, astronómicas 4e 7ioy¿ .''',' ^' ' ."' El 14 de la luiia menguante. Sale a lás i h.'j+iri'.y

Ver ejemplar  •  Detalles  • 

Correo de Madrid (ó de los ciegos). 11/4/1789, n.º 249, página 3.

el Emperador; yt> ximaba con su excrcito, con mtencio,» ,,se la he dado á comer á ese mastín, de

Ver ejemplar  •  Detalles  • 

Correo de Madrid (ó de los ciegos). 16/12/1789, n.º 319, página 6.

mastin qne suele acompaftárme , y'nü"pareció hasta el día siguiente. ¡Si vieras que ley tne tiene ¡ Sude entrarse con-» migo en el templo y mientras hago U sepúhura, ni se aparta on instante de mí. Mil veces tardando en venir los entierros , le he solido dexár echado sobre mi capí , guardando la pala , el hazadoo y ¿Umac trastos de mi oficio. fediuto... No prosigas: me basta lo dicho: aquella tarde no se hizo el en* tierro; te fuiste, el perro se durmió den* tro it\ huyo mismo. Entrada ya la

Ver ejemplar  •  Detalles  • 

Correo de Madrid (ó de los ciegos). 3/2/1790, n.º 333, página 8.

et mastin nuestro blandiendo su cola la alhaga y divierte; ¡qué linda, qué ayrosi ! Cantad

Ver ejemplar  •  Detalles  • 

Correo de Madrid (ó de los ciegos). 16/6/1790, n.º 370, página 8.

na opinión. Mientras no consta otra cosa , estemos á lo fídco. Ocro di» remitiré U segunda parte de esta apuntación , en que ce di una ligera idea del estado de la agricuitu» ra , industria &c. de los lugares comarcanos á Corpa. =: Queda gccQui quondanj. ARTICULO VI. Siguen las fábulas del Señor Aplicado. Sobre la inutilidad de buscar descanso, juando tolo nuevos trabajos son premio dt los antecedentes^ F Á B U L A . JE/ Mastín prtmiad». £rase un Mastim tan 6rme y tan ñno, qu« al Amo tenia

Ver ejemplar  •  Detalles  • 

Memorial literario instructivo y curioso de la Corte de Madrid. 9/1790, página 57.

afíos, vecino de es>a Corte, á el que el dia mordido un perro Mastin, á antes habia el parecer

Ver ejemplar  •  Detalles  • 

Memorial literario instructivo y curioso de la Corte de Madrid. 10/1790, página 140.

go> t<rÃWfottIAL Klttr%ARIO. no la instancia de y ambos coü los insertemos en el Nemorial I.iterario,: el uno es una decima de un mastin que se mea en- los cerrillos que le ladran, la qual, aunque,apa- mente, sabemos..dónde,, qúé renta ser nueva, la hemos oido atribuirla al talento picante de Quevedo; el otro. es una glosa de .esta decima, no mas limpia que la primera. Agradaria á Vm. y á su padre tal vez 6 á quien la haya remitido que la pu. sieramós, son cas : pero : no les al

Ver ejemplar  •  Detalles  • 

Diario histórico y político de Sevilla. 30/11/1792, n.º 91, página 3.

Esperanza, su Capytsn Simon Qiagide, nrocedente de S. Mastin de Lorena, con cargo de Trigo, coasignado E

Ver ejemplar  •  Detalles  • 

Diario de Madrid (Madrid. 1788). 25/1/1794, página 3.

'<^3 rebano? de un Kraal, á. comprar algunas reses-, aecesita con precisión ir acompañado de un Hoténtotc del mismo Kraal , á ^uien huela y conozca el B.ikeleyo; porque sin esta prevención no sale con vida j ú menos q a : no tenga la fortuna de subirse á un árbol. De este molo viene á servir el Bake'.eyo á ios Hotentotes, como de un corpulciito mastin ó perro de presa, con que guardar sus ganados. Ped.ro Rolbe dice que la voz Bakeleyo significa guerra en la lengua HÜ« tentota. riSalanoba

Ver ejemplar  •  Detalles  •