« Volver

La Moda elegante (Cádiz)

Moda elegante ilustrada || Moda ilustrada
Revistas femeninas || Moda
La aparición de esta publicación se remonta al uno de mayo de 1842, cuando empieza a editarse en Cádiz con el título de La Moda y el subtítulo: “revista semanal de literatura, teatro, costumbres y modas”. Fue fundada por el ingeniero, médico y escritor gaditano Francisco Flores Arenas (1801-1877), y se estampaba en la Imprenta y Litografía de la Revista Médica, establecimiento a cargo del impresor y editor gaditano Federico Joly Velasco (apellido este que se convertirá en saga empresarial periodística hasta nuestros días, como fundadora y propietaria del Diario de Cádiz, 1867-). La Moda aparecía los domingos y muy pronto se convirtió en la revista de las familias gaditanas, alcanzando un éxito que rebasaba la esfera local, pues no sólo se difundía en Andalucía. Entre sus contenidos aparecían figurines, dibujos de tapicería, crochet y patrones, y muchos de sus grabados eran editados en láminas sueltas junto a cada número. Al poco tiempo sería adquirida y editada por quien se iba a convertir en uno de los principales empresarios de la prensa española en la centuria del diecinueve, el gaditano Abelardo de Carlos y Almansa (1822-1884), quien mantuvo a Flores Arenas como director. Tras publicarse sin interrupción durante veinte años, La Moda fue absorbida en 1862 por una nueva cabecera, La Moda elegante, que había empezado a publicarse en Cádiz en octubre de 1861. En 1862 continuaría su publicación con este título y su formato de pliego mayor, retomando la secuencia de numeración de La Moda con la designación: “Año XXI”. Posteriormente amplió su título a La Moda elegante ilustrada (aunque mantuvo el mismo grabado de su cabecera con el título anterior), y se convirtió en una de las mejores revistas de su género. En plena efervescencia de la revolución septembrina, a finales de 1868, De Carlos se traslada a Madrid con parte de la redacción y acrecienta su negocio periodístico con la adquisición a los grabadores catalanes José Gaspar y Maristany (-1879) y Gaspar Roig Olivares de la revista El Museo universal ilustrado, subtitulado “periódico de ciencias, literatura, artes, industria”, una de las principales cabeceras de la época que, al principio, es ofrecida en suscripción con descuento a los suscriptores de La moda elegante. Este traslado de Cádiz a Madrid, sumado a los sucesivos cambios de título, ha dificultado la correcta descripción bibliográfica de La Moda elegante, así como la aclaración sobre sus orígenes. Así, la falta de una referencia cronológica en los primeros números hizo que en esta colección se dataran erróneamente, atribuyendo a los 52 primeros la fecha de 1861, y a los 12 últimos el primer trimestre de 1862. No obstante, si bien los primeros 12 números muestran el año 1861 en el pie de imprenta, en los 52 siguientes aparece el año 1862. Pero no fue posible datar con más precisión esos 12 primeros números, publicados en 1861, hasta encontrar diferentes referencias a las fechas de publicación de La Moda elegante en los siguientes periódicos: día 27/10/1861 y 24/11/1861 de La España (Madrid. 1848); día 26/10/1861 de La Discusión (Madrid. 1856); día 14/11/1861 de La Corona (Barcelona. 1857); y día 15/11/1861 de La Iberia (Madrid. 1854). Estas referencias permitieron determinar que La Moda elegante tiene una primera serie que se compone de 12 números, sin designación cronológica, publicados los jueves desde el 10 oct. al 26 dic. 1861. A partir del 5 en. 1862 se publica los domingos, y comienza una nueva numeración sin designación cronológica, con la designación “Año XXI” correspondiente a la publicación a la que absorbe: La Moda (Cádiz). Este último título se siguió publicando simultáneamente como tal hasta su número 52 del 29 de diciembre de 1861, como se ha podido comprobar consultando la colección custodiada por la Hemeroteca Municipal de Madrid. La colección en papel de la BNE llega hasta enero de 1861 y comprende solo algunos ejemplares del periodo 1857-1861, que están pendientes de digitalizar. La Moda elegante pasó a estamparse a partir del 30 de abril de 1870 en la imprenta de Tomás Fornet de Madrid, hasta que en 1872 lo hará en la de M. Rivadeneira y, seguidamente, en la Imprenta, estereotipia y galvanoplastia de Aribau y Cía, sucesores de Rivadeneyra e impresores de Cámara de S.M. Este establecimiento tipográfico se convirtió así en la morada tanto de La Moda como de La Ilustración desde 1882. La Moda elegante es una de las publicaciones femeninas más longevas, pues continuó su larga vida hasta finales de 1927, sobreviviendo a De Carlos. Debió ser una revista delicia del componente femenino de la alta y acomodada burguesía, a la que deleitó incluso en tiempos revueltos como los del Sexenio Democrático (1868-1874), que posteriormente llegó a estampar junto a su título la siguiente leyenda: Periódico de las familias que tienen la alta honra de contar como primera suscriptora a S.M. la Reina (Q.D.G.). Es una publicación profusamente ilustrada con grabados referidos a vestuario, peluquería y mobiliario, que ampliaba con textos explicativos. Contiene asimismo artículos sobre ciudades y monumentos, biografías, de medicina e instrucción para jóvenes, folletines, cuentos, pasatiempos (dameros, ajedrez, jeroglíficos, etc.) y textos en verso, así como traducciones, revistas de modas de París y crónicas de los salones de moda. También incluyó anuncios. Entre sus colaboradores se encontraban, además de Francisco Flores Arenas, A. de Balbuena, el escritor y periodista madrileño, iniciador e las crónicas del mundo elegante Ramón de Navarrete (1820-1897), Elisa Moreno y Cortés, Antonio F. Grillo, C. Campos, la escritora jienense Patrocinio de Biedma (1845-1927), el escritor y político Antonio López Muñoz (1849-1929), los escritores vascos Vicente de Arana (1848-1890) y Antonio Trueba (1819-1889) y el mismísimo escritor murciano José Selgas (1822-1882). También la dirigieron el propio De Carlos y su hijo Abelardo José de Carlos y Hierro (1848-1910). Se difundió no sólo en Cádiz, Madrid y otras ciudades de la península y Canarias, sino también en Lisboa, en La Habana, islas Filipinas, Puerto Rico, Buenos Aires y otras ciudades hispanoamericanas. Los estudiosos han señalado lo infructuoso de encontrar una colección completa de este título, debido al desguace de las ilustraciones de sus ejemplares. La Hemeroteca Municipal de Madrid conserva ejemplares de la etapa de 1842-1861, así como de la etapa posterior, de los cuales ha digitalizado el año 1870. También se encuentran digitalizadas las colecciones incompletas de la Universidad de Granada y del Museo del Traje, ambas disponibles en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica. En julio de 2021 se corrige la datación de los ejemplares de 1861 y 1862, se revisa la catalogación de La Moda (Cádiz) y de La Moda elegante (Cádiz), y se modifica esta descripción. Algunas imágenes cedidas por TECNODOC. [Descripción modificada el 23/07/2021]