« Back

¡Tararí! (Madrid)

Espectáculos || Deportes
Revista dedicada al mundo del espectáculo en general, incluido el deporte, que comienza a publicarse en 1930, con un gran formato al principio, y que con una frecuencia semanal (salía los jueves) seguirá haciéndolo ininterrumpidamente hasta 1936. Combina la información sobre el subgénero de las varietés, el cabaret o la canción española, con los estrenos teatrales de los más destacados autores de la época, como podía ser Federico García Lorca, o la información sobre el nuevo espectáculo del cine o las corridas de toros. Se trata de una revista, mezcla entre la prensa festiva y atrevida con la publicación de fotografías de semidesnudos de las artistas del mundo de la farándula, e informaciones más intelectualizadas, como podía ser la referencia a uno de los homenajes tributados a don Miguel de Unamuno. Su edición es una empresa decidida propia de la apertura del periodo republicano, con dificultades frente a “enemigos morales” a los que sin duda debió verse sometida, de León Vidaller, que fue su propietario y director y que residía en Madrid. Pero la publicación tuvo también redacción y administración en Barcelona, en donde era asimismo impresa en los Talleres Gráfica Minerva. Tuvo secciones específicas para cada una de estas dos capitales y pretendió ser una revista de espectáculos de toda España. Juan Miguel Sánchez Vigil (2008) da una nómina de sus redactores y colaboradores en la que incluye a Luis Machado, P. Muñoz Delgado, Gutiérrez Navas, Antonio de Salazar, Benjamín López, Francisco Bruno de Perinat, Julio Sacedón, José Atienza, César Abeytua o Leoncio Delgado Barrero (hijo). Prudencio Muñoz firma la sección El teatro en Madrid, y V. Carreras Martínez, la de El teatro en Barcelona. También colabora Valentín Andrés Álvarez, que en 1929 había publicado una farsa cómica teatral con este mismo título: ¡Tararí! Previamente, en 1915, en Barcelona se había publicado un revista de “toros y otras cosas” con la misma cabecera. Como revista profusamente ilustrada, destaca en sus páginas las fotografías de Mendoza, el más importante del periodo especializado en desnudos, pero también publican otros asimismo destacados fotógrafos, como Alfonso, Sauz, Luque, Galán, Coyne, Venus, o el zaragozano Joaquín Oña Gorri. Junto a numerosas fotografías con entrevistas, relatos y otros textos de artistas de cine, teatro, cabaret o del music-hall, ofrece también una Guía de artistas, subdivida en las de varietés, zarzuela y revistas y vodevil, junto a otra de modistos y de taurinos, con indicación de domicilio y teléfono. Inserta también abundante publicidad comercial, y para su estampación unos cuadernillos están impresos en tinta azul y otros en negra, y al igual que su cabecera, para la redacción de muchos de los títulos destaca también la licencia de hacerlo sólo en minúsculas. Su colección completa debe estar formada por ocho volúmenes.