« Volver

El Practicante aragonés (Zaragoza)

Medicina
Se trata de un boletín profesional de periodicidad mensual editado por el Colegio Oficial de Practicantes de la Provincia de Zaragoza. Comenzó a editarse con ese nombre en 1907, aunque La Biblioteca Nacional de España solo posee números a partir de 1932 y hasta el año 1938, cuando probablemente dejó de publicarse a causa de la Guerra Civil. El boletín fue precedido por una publicación titulada El Practicante que había iniciado su andadura en 1884. Además de recibirlo gratuitamente, en el boletín colaboraban todos los colegiados que quisieran hacerlo. Contaba con 30 o 40 páginas de media por número en su última etapa, aunque había entregas que alcanzaban las 100 páginas. Su contenido, como es lógico en una publicación profesional, se centraba en la promoción y defensa de estos auxiliares de los médicos, con noticias y disposiciones oficiales que les afectaban directamente. En la portada de cada número figuraba un sumario que recogía los temas tratados. En algunas de las entregas pueden verse colaboraciones literarias además de los asuntos propiamente de índole profesional y de normativa sanitaria. Las elecciones de la junta de gobierno del Colegio Oficial, así como la información sobre sus miembros, siempre ocupaban un lugar destacado. Los practicantes, identificados durante gran parte del siglo XX con los profesionales encargados de poner las inyecciones que prescribían los médicos, eran responsables de otras funciones como operaciones de cirugía menor, curas y administración de medicinas. Estas labores junto con las de las comadronas y enfermeras, acabaron fundiéndose en la titulación de Ayudante Técnico Sanitario (ATS) a partir de la década de 1950. La revista incluía un buen número de anuncios de productos sanitarios y de higiene, así como de laboratorios y profesionales. Aunque en poca proporción en relación con los textos, también había fotografías y otras ilustraciones que hacían más atractiva la lectura del boletín. [Descripción publicada el 1/12/2022]