« Volver

Revista de especialidades médicas (Madrid)

Oto-rino-laringología española
Medicina
Revista de información especializada que nació a fines del siglo XIX y se prolongó al menos hasta 1919, año este el último de los que posee la BNE. Salía tres veces al mes, los días 1, 10 y 20 y era continuación de La Otorrinolaringología Española, revista fundada también como ésta por Rafael Forns, quien era catedrático de Higiene en la Universidad Central y especialista en oídos, nariz y garganta. La publicación no tenía apenas redactores, pero sí numerosos colaboradores en diferentes especialidades médicas que insertaban trabajos de su campo de actuación. Había bastantes páginas de publicidad con todo tipo de remedios para toda clase de dolencias en cada número, anuncios que supondrían una fuente de ingresos importante para la financiación de la revista. Contaba con una sección que recogía información de otras revistas médicas y otra en la que se daba cuenta de las noticias de sanidad relacionadas con la actuación del Gobierno y la Administración. La información gráfica era inexistente salvo en los últimos números, en los que se puede ver un gran despliegue de dibujos y fotografías. Era una publicación muy personalista en la que Rafael Forns como director hacía y deshacía a su antojo. Así, es curiosa en la sección profesional de octubre de 1914 la noticia del fallecimiento del padre del director y justo debajo la de la licenciatura en Derecho de su hijo José con nota de Sobresaliente. Y se señala: ‘Merece consignarse que tiene diez y seis años de edad, por ser, si no el más joven, seguramente uno de los abogados más jóvenes de España’. Este hijo trabajó también para la revista como consultor jurídico. Rafael Forns fue también editor de las obras no médicas del doctor José de Letamendi, de quien era discípulo. Además de médico, Letamendi era filósofo y antropólogo con una amplia producción en todos los campos, incluso en el de la poesía y en la música. La biblioteca de Letamendi, así como los libros de higiene y medicina del propio Forns, se vendían a través de la revista. Curiosamente, Rafael Forns fue más conocido como pintor que como médico. Participó en numerosas exposiciones individuales y colectivas y su estilo y sus paisajes recuerdan a los de los impresionistas franceses. Se autodefinía como luminista y consideraba que el dibujo debía estar supeditado al color. [Descripción publicada el 17/08/2022]