« Volver

Boletín de escuelas normales (Guadalajara)

Revista de escuelas normales
Educación
Como continuación del boletín que venían publicando anteriormente los profesores de Primaria de Guadalajara, en 1922 se convierte en órgano de la Asociación Nacional del Profesorado de Escuelas Normales, publicándose bajo este título, con periodicidad mensual durante todo este año, excepto de julio a septiembre, hasta que, en 1923, lo cambia por: Revista de escuelas normales (1923-1936). Publica números que van desde las diez páginas iniciales hasta las 36. Además de ser una publicación de carácter profesional y societaria, en la que queda reflejada la inquietud reformista y de renovación pedagógica que se vivió en España, fue también un punto de encuentro intelectual y científico. Ya en su primer número da cuenta del “pavoroso problema de la escasez de maestros” existente entonces en España, y sus páginas serán reflejo del interés por un cambio y reforma en esta materia. Además de incluir comentarios a la legislación normativa sobre enseñanza, publicó artículos doctrinales, una revista de prensa y bibliografía, información sobre los congresos pedagógicos y de educación, cuestiones inspectoras y reivindicaciones económicas, noticias varias, cartas al ministro de Instrucción Pública, y dio cabida a los debates y conflictos entre las distintas tendencias entre los maestros. Da cuenta también de las asambleas, acuerdos y actividad de la propia asociación. Fue dirigido por Modesto Bargalló y en el escriben profesores de las distintas escuelas normales españolas, que sobresaldrán durante las décadas de los veinte y treinta del siglo pasado. Colaboran científicos, como Enrique Rioja, Antonio de Gregorio Rocasolano o Sean Sarrailh, o destacados profesores, como Juan de Zaragüeta, Luis de Zulueta, Rodolfo Tomás y Samper o Jacobo Orellana, además de aparecer las firmas de Rafael Altamira y Pedro Herce, entre otras.