« Volver

Memorial literario o Biblioteca periódica de ciencias, literatura y artes (Madrid)

Biblioteca periódica de ciencias, literatura y artes || Memorial literario, Biblioteca periódica de ciencias y artes || Biblioteca periódica de ciencias, literatura y artes || Memorial literario, Biblioteca periódica de ciencias y artes
Continuación del Memorial literario instructivo y curioso de la Corte de Madrid
Cultura
Con este título se publica la tercera y cuarta etapa o época del Memorial instructivo y curioso de la Corte de Madrid, fundado en 1784 por los aragoneses afincados en Madrid Joaquín Ezquerra (1750-1820) y Pedro Pablo Trullenc, y que había modificado también su título, entre 1793-1797, como Continuación del Memorial literario…, cabeceras que también forman parte de la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España. Considerado como una de las mejores revistas españolas del dieciocho, de carácter ilustrado avanzado, pero alejado de la heterodoxia (Inmaculada Urzainqui: 1991 y 1992), a partir de marzo 1801 reaparece bajo la dirección del periodista murciano Pedro María Olive (1767-1843), mientras que Ezcurra seguirá colaborando de forma ocasional. El Memorial literario había roto los esquemas trazados por la prensa dieciochesca española, como el Mercurio, el Correo literario y el Diario de Madrid, dedicándole menos atención a la crítica social y de costumbres, a la vez que será el introductor de la crítica teatral y literaria. Publica artículos sobre prácticamente todos los asuntos relacionados con la cultura, la ciencia y el arte, de historia de la literatura (española, francesa, etc.), historia natural, técnica, química, botánica, geografía, biografía, estadística, demografía, meteorología, educación, medicina, cirugía, anatomía, higiene, agricultura, política, moral, religión, filosofía, antigüedades, viajes, innovaciones y descubrimientos, legislación, anécdotas, poesía (lírica, didáctica, moral, etc.), novedades bibliográficas, memorias de las academias, ensayos, reseñas de arte, espectáculos, entre otros asuntos. Apoyado por Floridabanca y Campomanes, su primera época había acabado en enero de 1791, al afectarle la real resolución de 24 de febrero de de este año, que provocó la desaparición de la prensa española, a excepción de los periódicos oficiales (Gazeta y Mercurio) y Diario de Madrid. En julio de 1793, Ezcurra había empezado de nuevo a editarlo ya en solitario (había fallecido tres años antes Trullenc), aumentando en sus páginas los artículos traducidos, pero siguiendo el mismo esquema ilustrado, hasta que desapareció de nuevo, en diciembre de 1797. De nuevo Ezquerra reinicia su publicación en marzo de 1801, con el título Memorial literario o Biblioteca periódica de ciencias y artes, siendo dirigido por Pedro María de Olive hasta junio 1804, y apareciendo los días 10, 20 y 30 de cada mes. En enero de 1805, Ezquerra venderá sus derechos de edición a Sebastián Bernardo de Carnero, poniéndolo éste en manos de sus hijos Mariano y José María, llegando su tercera época hasta el 30 de diciembre de 1806. Durante 1807 no se publica y comienza su cuarta y última época el diez de enero de 1808, ampliando el título a Memorial literario o Biblioteca periódicas de ciencias, literatura y artes, hasta su desaparición e 30 de mayo de 1808 (número 15), coincidiendo con la invasión napoleónica, publicando bandos, edictos y órdenes referentes a los acontecimientos políticos de Aranjuez y al Dos de Mayo. En su número 10 había insertado una lámina de la ciudad de Valencia (Gómez Imaz: 1910). Volvió a editarse entre octubre y noviembre de este último año, conservándose sus últimos cinco números en la Biblioteca del Thomas J. Dodd Research Center, de la Universidad de Connecticut (Elisabel Larriba: 2010). En estas épocas fueron también sus redactores el médico Andrés de Moya Luzuriaga y el fabulista Cristóbal de Beña, y fue estampado en la imprenta de los Señores García y en la de Repullés. También publicó aparte unos cuatro cuadernillos anuales con la bibliografía que iba incluyendo en sus páginas, bajo el título Biblioteca periódica anual para utilidad de los libreros y literatos. Otro de los estudiosos de este título es José Checa Beltrán (2009). En esta colección falta el tomo V, que incluye los números 37 a 45 del año 1804.