« Volver

Diario patriótico de Cádiz (Cádiz)

Diario patriótico <15 marzo 1814>-
Periódicos anteriores a 1850
Apareció el 11 de agosto de 1813 y estuvo caracterizado por la defensa que hizo de la Regencia, posicionándose a favor de Miguel de Ladizábal y Uribe en la célebre causa contra el regente. Apareciendo como constitucionalista a los pocos números evolucionó hacia el absolutismo. Gómez Ímaz lo califica de “interesante y serio periódico”, que “no entró en destempladas polémicas”. De ello se hace eco Checa Godoy, que lo tilda de más equilibrado y menos polémico de entre los periódicos antirreformistas. Pero aunque unos le tildan de ecuánime, otros lo califican de “archirreacionario”, siendo acusado también de ser un periódico aburrido y plúmbeo por sus extensos textos, publicados en números de doce páginas, y algunos de ocho, impresos por Vicente Lema. Estos son series de artículos y documentos, como un “Compendio histórico de la persecución, muerte y destierro del clero en Francia”, que comienza a partir de su primer número, o sus “Cartas”, “muy curiosas”, en opinión de Gómez Ímaz, sobre al levantamiento contra la invasión napoleónica, así como sus numerosísimos artículos en defensa del regente Lardizábal. Comenzada cada número con el santoral, e insertó asimismo artículos políticos contra la Constitución y las ideas liberales, los denominados artículos comunicados, noticias de oficio, etc. Entre sus colaboradores destaca la ardorosa fernandina María Manuel López de Ulloa, que firma con las iniciales M.L. o con los seudónimos “Una española” y “Una literata”, unos textos en los que señala que el liberalismo corrompía las creencias y tradiciones del verdadero patriotismo católico y que la Constitución protegía al criminal, por lo que fue acusada de sediciosa y subversiva, tal como indica Cantos Casenave en el estudio que hace sobre esta poetisa servil del periodo doceañista. Tras una breve interrupción entre el doce de octubre de 1813 y el siete de enero de 1814, reaparece de nuevo para seguir publicándose hasta al menos el 24 de mayo de este año, siendo, junto al también servil Diario de la tarde, el único periódico gaditano que pudo seguir imprimiéndose tras el golpe constitucional de Fernando VII. Publicó también suplementos y, según Checa Godoy, su editor pudo ser el impresor Ramón Howe.