« Volver

El Nuevo siglo ilustrado (Madrid)

El Siglo ilustrado
Semanarios de amenidades
Como continuación de El siglo ilustrado, comienza su publicación el siete de marzo de 1869, en números semanales de ocho páginas. Tiene prácticamente la misma estructura que su predecesora, como revista de gran formato, que inserta grabados de retratos, vistas panorámicas y escenas de tipos, generalmente de naturaleza antropológica de países como América del Norte y asiáticos. Incluye textos firmados por Alejandro Montaud, que había aparecido ya como propietario en la serie anterior, pero en este caso será M.A. Ricord su administrador y director artístico, y Fernando Costa, conocido con el seudónimo El Impertinente, será su director literario, que será más tarde reemplazado en este puesto por Leopoldo Romero. Estos dos últimos serán los autores sucesivos de la crónica semanal que aparece en cada número, que no será ajena a los acontecimientos políticos que se viven en España tras la Gloriosa y el destronamiento de la dinastía, pero escritos desde de una tendencia ecléctica y contemporizadora y una visión liberal templada. Sus grabados serán generalmente de procedencia extranjera, y muy pocos española, entre estos un retrato del que entonces era regente, el general Francisco Serrano. Tendrá secciones de ciencias y de amenidades, con charadas, epigramas, jeroglíficos, sonetos, etc. También artículos de conocimientos útiles, de costumbres, históricos, teatro, pintura y de creación literaria, así como algunas traducciones de Víctor Hugo y Alejandro Dumas y novelas históricas, a modo de folletín. La publicidad comercial sólo cubrirá la mitad inferior de la última plana. La colección de la Biblioteca Nacional de España acaba en el número 35, correspondiente al 31 de octubre de 1869, sin embargo, Eugenio Hartzenbusch señala haber visto hasta el número del 12 de junio de 1870. Se conoce también un Almanaque de El nuevo siglo ilustrado, anuario correspondiente a este último año.