« Volver

Mediodía (Sevilla)

Literatura
Una de las revistas literarias y poéticas adscritas al ‘27’, aunque al frente de la misma estuvo un grupo sevillano sin gran significación en esta generación, y de la que se ha dicho que su mayor defecto es una “cierta pedantería provinciana”. Su pretensión fue la de ofrecer una poesía en “estado puro” y su eclecticismo en una época de grandes posicionamientos ideológicos y político ofreció un coletazo faccioso en su tercera época, al final de la guerra civil. De periodicidad mensual, con un diseño tipográfico modernista y entre 28 y 36 páginas cada número, pretendió estar alejada de las vanguardias, fue ilustrada e incluyó anuncios publicitarios. Junto a las composiciones poéticas, sus páginas recogieron artículos de crítica literaria y artística e, incluso, de carácter local. Fue dirigida por Eduardo Llosent y Marañón y su consejo rector estuvo integrado por Joaquín Romero Murube, como redactor jefe; Rafael Porlán, como secretario, y Alejandro Collantes de Terán, como administrador, que fallecería en 1933 a la edad de 32 años. Sus principales colaboradores fueron José Bergamín, Benjamín Jarnés y Jorge Guillén. También participan Adriano del Valle, Fernando Villalón, José María Cossío, Antonio Espina, Juan Ramón Jiménez, Antonio Marichalar, Eugenio D’Ors, Rafael Porlán, José María Quiroga Plá, Antonio Machado, y en menor medida, Rafael Alberti, Vicente Aleixandre, Manuel Altolaguirre, Luis Cernuda, Gerardo Diego y Federico García Lorca, entre otros. Como editores parecen los impresores Mejías y Susillo. Tuvo tres épocas. De 1926 a 1929 editó catorce números; en 1933, dos, y en 1939, tres números. La colección incompleta de la Biblioteca Nacional corresponde a la primera época, de la que existe una edición completa en facsímil publicada en 1999. Un año después fue analizada en una monografía publicada por Danièle Musacchio.