« Volver

La Ilustración (Barcelona)

Ilustración hispano-americana
Revistas de información general
Publicación editada y dirigida por Luis Tasso Serra, propietario de la imprenta que había heredado de su padre, Luis Tasso y Gorialons (1817-1880), un menorquín que estableció en 1847 uno de los talleres tipográficos y de fotograbado más importantes de la época en Barcelona. Subtitulada “periódico semanal de literatura, artes, ciencias y viajes”, apareció su primer número el siete de noviembre de 1880, cuatro meses después de aparecer La ilustració catalana, y en febrero de 1885 (números 222 a 225) publicó uno de los primeros reportajes del fotoperiodismo español, obra de Heribert Mariezcurrena (1846-1898), que fue enviado por la revista como fotógrafo de los desastres ocasionados por el terremoto de Andalucía de ese año. De ocho páginas por número, fue una típica “ilustración” de la segunda mitad del siglo diecinueve, con crónicas o revistas locales de Barcelona, pero también de Madrid y del extranjero, y de ciencias políticas, así como textos de creación literaria (novelas, leyendas, etc.) y poemas, y artículos variados de historia, sociología, biografías, bibliografía, inventos, variedades, traducciones, etc., y con la correspondiente sección de “Nuestros grabados”, en donde se los describe. En sus páginas aparecen numerosas ilustraciones, dibujos, retratos, vistas, paisajes, monumentos, edificios, cuadros, escenas y tipos pintorescos, de costumbres e históricos, reproducciones de obras pictóricas, alegorías, pero también relativas a la actualidad política, social, cultural, industrial, etc. Utilizó el sistema mixto de bojes y fotograbados y empleó por vez primera en España el grabado directo, además de publicar xilografías, grabados del natural y láminas a toda página, originales e inéditas en España de las que importaba. Además del ya citado grabador y fotógrafo Mairezcurrena, se dieron cita en sus páginas dibujantes y grabadores como su compañero Miquel Juaristi; F. Ferrer, autor del grabado de la cabecera sobre un dibujo de Josep Presno; Francesc Xavier Brangulí, Joan Romeu, Enric Gómez Polo, Eugenio Vela, Manuel P. Pérez Martínez, Ramón Canudas, Celestí Sadurní, Feliu Elías, Antoni Artigas, Agustí Traver o Heliodoro Paya. Escribieron en sus páginas Manuel Ossorio Bernard, Julio Nombela (autor de la Revista de Madrid), Melchor Palau, Ramón Péres, Federico Rahola, Ventura Ruiz Aguilera, José María Serrate, Luis Vidart, Jose Juan Jaumeandreu (autor de la revista de Barcelona) y Emilia Pardo Bazán, entre otros muchos. Sus contenidos fueron relativos tanto a Barcelona como a Cataluña, como a otras partes de España, contando con fotógrafos corresponsales en capitales de provincia y en el extranjero. A partir de 1885 amplía sus números hasta las dieciséis páginas, utilizando para su impresión un papel de calidad superior, y acompañando a la cabecera el subtítulo de “revista hispano-americana”, dando sentido así también tanto a parte de sus contenidos como a los suscriptores que pudiera tener en ese continente. Edita bajo esta cabecera un total de 530 números, hasta el 28 de diciembre de 1890, y con el título La ilustración hispano-americana, editará los números 531 al 582, hasta el 31 de diciembre de 1891 (véase este título en esta misma Hemeroteca Digital de la BNE). Al comienzo de cada tomo anual suele publicar un índice de autores y otro de láminas. Francesc Fontbona, Juan Miguel Sánchez Vigil y Romá Arranz (a través de una tesis) han estudiado, entre otros, esta revista ilustrada.