« Volver

Hogar y pueblo (Soria)

Soria, hogar y pueblo
Periódicos
Este periódico católico editado en Burgo de Osma comenzó con este título en 1917 y es continuación de una Hoja parroquial iniciada en 1913 con el título El Faro del hogar. De este último, la Biblioteca Nacional no cuenta con ningún número en papel, sino tan solo con los ejemplares digitalizados del 5/12/1913 al 18/12/1914 que se pueden encontrar bajo el título Hogar y pueblo. Hogar y Pueblo era el órgano de la diócesis de Osma, una de las más antiguas de España, y estaba dirigido por sacerdotes. Tuvo una larga vida, aunque con distintos nombres. En su última etapa era un periódico de información general que se publicaba tres veces por semana y se editaba en Soria capital, lo que comenzó a hacerse en 1956. El último número que posee la BNE es de mayo de 1964, aunque se siguió editando hasta los años de la Transición democrática. Entonces pasó a denominarse Diario de Soria para más tarde ser Diario de Soria/El Mundo Con el título El Faro del hogar la publicación inició su andadura como semanario en Soria el 5 de diciembre de 1913. Era una Hoja parroquial de cuatro páginas que según decía su cabecera era ‘publicada por sacerdotes de la Unión Apostólica del Centro Oxomense y enriquecida con 50 días de indulgencia por el Ilustrísimo Prelado de la Diócesis’. El 5 de enero de 1917 la publicación salió ya con el título de Hogar y Pueblo, editado en el Burgo de Osma, con periodicidad quincenal y también con cuatro páginas, que aumentaron normalmente a ocho a partir de 1956. En ese primer número el Magistral de Osma justificaba en una información de portada esta segunda etapa por la necesidad de que la diócesis llegara hasta la más apartada parroquia rural y por el objetivo de hacer ‘una publicación que en el terreno religioso y en la esfera social, sin pisar para nada el encenagado campo político, recogiese las noticias e informaciones de lo mucho y bien que, en dichos órdenes, se trabaja en este Diócesis, todo lo cual servirá para estímulo de unos, para aliento de no pocos y para consuelo de todos’. El periódico cambió de periodicidad en 1918 y comenzó a llevar por subtitulo el de ‘Semanario católico órgano de la acción social diocesana’, en una tercera etapa o época. Arrancó entonces, según decía, ‘contagiado nuestro lenguaje con el ambiente guerrero que respiramos’ y afirmando que ‘su bandera ostenta tres nombres sagrados: Religión, Nación, Región’. El periódico fue incorporando progresivamente la fotografía y haciéndose más atractivo a la lectura, sin cambiar por supuesto su ideario católico. Con motivo de la proclamación de la II República el 14 de abril de 1931, publicó un editorial en su número del día 18 en que proclamaba su respeto al régimen recién constituido porque, según afirmaba, ‘la Iglesia católica no está ligada por su naturaleza a ningún régimen de Gobierno. Esta independencia constituye por sí sola uno de los más soberanos y excelsos prestigios del cristianismo’. [Descripción publicada el 06/10/2022]