« Volver

La Nación militar (Madrid)

El Tiro Nacional de España
Fuerzas armadas
Subtitulado “semanario independiente de ciencias sociales y militares, literatura y artes”, aparece tras el desastre que supuso la pérdida de las últimas colonias españolas (Cuba y Filipinas), con el fin de participar en el debate de la cuestión militar y su relación con la sociedad española, y para ejercer “un verdadero apostolado a favor del servicio militar obligatorio”, según señala su artículo de presentación, y a cuyo asunto dedicará numerosos artículos. Aunque también en su presentación cargará contra “los enciclopedistas modernos” a los que acusa de ser más “funestos” que los del siglo XVIII. Dirigido por Antonio Díaz Benzo, se darán cita en esta publicación “distinguidos escritores y artistas militares y civiles”, como indica la leyenda que estampa junto a su cabecera, entre estos, Federico de Madariaga, Francisco Barado, Juan Pérez Zúñiga, Joaquín de la Llave Sierra, Gonzalo Reparaz, Carlos Luis de Cuenca, Antonio Sánchez Pérez, Eduardo de Palacio, Rafael de Valenzuela y Fernando Cadalso, entre otros. También Xauradó publicará dibujos humorísticos. Ilustrado con fotografías y grabados de dibujos y estampas, en alguna ocasión utiliza el color en su portada. Publica artículos de fondo sobre cuestiones militares y su relación social, temas técnicos y de historia y biografía militar, tanto española como extranjera, que alternará con la creación literaria (narraciones y poemas) y la crítica teatral. También ofrecerá crónicas de actualidad militar sobre acontecimientos bélicos internacionales. Tras la constitución del Tiro Nacional en 1900, se convertirá en órgano oficial de esta sociedad deportiva cívico-militar, y cambiará la fisonomía de la publicación, además de dedicarle gran espacio al calendario, programas, clasificaciones, crónicas y memoriales sobre sus competiciones y campeonatos, tanto los que se celebran en España como en el extranjero. Seguirá también publicando una revista militar, con noticias sobre la materia, y otras secciones, como la oficial y la bibliográfica, la de curiosidades y chirigotas. Asimismo publica un folletín y anuncios comerciales. Salía los sábados en números de ocho páginas y cada tomo contiene un índice anual.