« Volver

La Abeja (Barcelona)

Ciencias || Cultura
La revista ilustrada La Abeja, dirigida por Antonio Bergnes de las Casas y publicada en Barcelona entre 1862 y 1870, es una publicación que se autodefine como científica, literaria y germanófila. Por tanto, resulta interesante para estudiar la proyección cultural alemana en la España de la época, tanto en lo que respecta a la introducción de ciertas teorías científicas, por ejemplo, el evolucionismo, como en lo relativo a la popularización de la literatura e, incluso, el arte alemán. La Abeja tiene por objetivo principal acercar el mundo germánico a los españoles de forma directa y libre de la mediación francesa que había actuado como filtro hasta ese momento. Una gran parte de su contenido lo constituye artículos traducidos de publicaciones alemanas. Precisamente su largo subtítulo reza: ‘revista científica y literaria ilustrada, principalmente extractada de los buenos escritores alemanes por una sociedad literaria’. Su periodicidad era mensual, con unas cuarenta páginas por número y con algunos grabados que hacen más amena su lectura. Los números se agrupan en tomos cada año con un índice alfabético por materias al final de cada tomo en el que se pueden localizar fácilmente los temas. Destaca el apartado final dedicado a pensamientos y máximas de pensadores y poetas. Antonio Bergnes de las Casas, el director de la revista, fue catedrático de griego, rector de la Universidad de Barcelona, concejal del Ayuntamiento de esta ciudad y senador, según se puede leer en el diccionario biográfico de la Real Academia de la Historia. De ideología progresista -una de sus obras se titula ‘La verdad sobre la República Federal’, destaca su labor como editor y divulgador de la ciencia. Además de La Abeja, dirigió la revista ilustrada El Museo de Familias. Curiosamente, pese a ser el principal helenista español del siglo XIX hasta su muerte, no llegó a publicar como editor ni una sola obra griega o latina, a excepción de sus gramáticas y retazos o fragmentos de los clásicos escogidos en La Abeja y en alguna otra publicación periódica de la época. En el primer número de la publicación aparece en griego y traducido al castellano el que era su lema y la razón de su nombre: ‘Bien así como vemos a la abeja posarse sobre todas las flores y extraer lo útil de cada una de ellas, asimismo deben los amantes de la instrucción probarlo todo, y recoger lo bueno donde quiera que se encuentre’. Junto con Antonio Bergnes de las Casas, figuraban como colaboradores Miguel Guitart, doctor en Medicina, Antonio Sánchez Comendador, catedrático de Mineralogía y Zoología, y Antonio Rave, catedrático de Física, todos ellos en la Universidad de Barcelona. [Descripción modificada el 17/08/2022]