« Volver

Vida nacional (Barcelona)

Cultura
Revista de muy corta existencia editada en Barcelona, que prestará especial atención a ensalzar a sus máximas autoridades militares, religiosas y civiles en plena Dictadura de Primo de Rivera (1923-1930), por lo que pudo formar parte de la serie que se promocionaron o patrocinaron desde el propio régimen político. Su primera entrega es de junio de 1926, siendo de gran envergadura, pues supera las dos centenares de páginas y, aunque su escueto subtítulo es “publicación mensual”, la segunda corresponde ya a los meses de agosto-septiembre, reduciendo ahora su paginación a poco más de un centenar de páginas, siendo la mayor parte de estas impresas en papel cuché. La publicación adopta un formato magacín, con una cubierta estampada a dos tintas, y en ambas entregas se publicará un copioso número de fotograbados, algún mapa, dibujos o chistes gráficos. De sus artífices, además de jóvenes “por su edad” –se dice en su presentación – apenas se sabe algo, a excepción de su redactor-jefe, el escritor Antonio Fernández Escobés, quien colaborará en esos años en otras publicaciones barcelonesas, como la católica integrista La Hormiga de oro (1884-1936), para en la década de los treinta hacerlo en cabeceras anarquistas; su gerente, Manuel Rodríguez de Llauder, y su secretario de dirección, Enrique de Leguina. En sus portadas se indica también que su fundador-propietario fue Lorenzo Muscat Casanova, y el director, Luis Forcada García del Corral. Casi todos ellos también serán autores de algunos de los textos que publique la revista. Su intención de ofrecer la actividad española aparece remarcado en su propio título y en la primera de sus secciones, bajo el epígrafe Aspectos de la vida española, en la que, ya en su primera entrega, mezcla la reproducción de un texto de Mariano José de Larra (Fígaro), una semblanza de Ramón y Cajal o una remembranza de Goya en su centenario, con las del capitán general de Cataluña, Emilio Barrera Luyande, así como un amplio reportaje sobre los funerales de su obispo, Juan Lligé y Pagés; la del gobernador civil, el general Joaquín Milans del Bosch, o la del presidente de la Audiencia, además de otros referidos a los Somatenes o a los mozos de Escuadra. Sus contenidos para dar cuenta también de la aristocracia los amplía también en secciones Notas de sociedad, Notas genealógicas o Damas barcelonesas. La revista también ofrece artículos e información sobre asuntos financieros, económicos, industriales, comerciales o turísticos, y le da especial importancia a las cuestiones ibéricas y americanistas, a través de sus correspondientes secciones; y, por último, ofrece otras dedicadas a la crítica de arte, a la literatura y la bibliografía, las modas, los deportes (fútbol, hockey, natación o motociclismo), al teatro, al cine y al humor. Algunos breves textos son de creación literaria, tanto en prosa como en verso. También inserta publicidad comercial. Entre los autores que publican en sus páginas, además de los que integran su redacción, aparecen Wenceslao Fernández Flórez, Jacinto Benavente, Justo García Soriano, Alberto Maluquer, Gonzalo Reparaz, Adolfo Garbayo, Alejandro Armengol, Mariano Blasco, Federico y Francisco Montalvo, César Montero de Bustamante, José Brissa, Emilio Ostalé Tudela o Florentina Escobés. Como autores de sus dibujos firman Bosch o Keyper; y entre sus fotógrafos, Badosa y Areñas. Además de retratos de personalidades ya citadas, aparecen otros de Concha Espina, Juan Maragall, Francisco Cambó, Enrique Prat de la Riba o Alfonso XIII, así como un fotograbado de la Lisboa antigua, además de otros sobre actualidad social o de vistas.