« Volver

Almanaque etimológico y poético (Madrid)

Almanaques
Publicado en 1875 e impreso en el Taller Tipográfico de Enrique Vicente, fue elaborado por el filólogo riojano Timoteo Alfaro y Lafuente que había nacido en Cervera del Río Alhama. En mayo de 1873 fue elegido diputado a las Cortes de la Primera República por el Distrito de Arnedo. Durante muchos años ejerció de Catedrático de Hebreo en la Universidad de Sevilla, donde se dedicó a realizar varios trabajos de tipo filológico y poético que ofrecen curiosos atisbos y preocupaciones científicas de cierto mérito para su época. Si bien como hebraísta no alcanzó mucha altura, pues su dominio del hebreo no pasó de mediocre, sin embargo sus esfuerzos en las versiones bíblicas, aunque no tengan la exactitud hoy exigidas y sea en ellas mejor el verso, se pueden considerar gratas y estimables. De la calidad literaria de su poesía, el P. Echeverría afirmó que ”resulta innegable que corre por toda la pieza un grato perfume de discreta evocación bíblica… Sin estridencias, tiene una suavidad de tonos y delicadeza en el decir, que la hacen muy agradable”. La publicación en formato de almanaque para que, según lo expuesto en el editorial, fuera accesible a todo tipo de público y no sólo a los filólogos, la componen por una parte etimologías del santoral de cada día del año separadas por meses, fiestas movibles, eclipses, campanadas de las iglesias de los distritos de Madrid, letanías, témporas, etc. y, por otra, poesías del autor sobre diferentes temas como el viento, la muerte, las rosas o el amor.