« Volver

El Moro Muza (1869)

Don Junípero
Revistas satíricas y humorísticas || Literatura
El semanario literario-satírico e ilustrado que el escritor y periodista vallisoletano Juan Martínez Villergas (1817-1894) venía publicando en La Habana desde 1859 va a experimentar un cambio, no en su estructura formal, sino en su carácter ideológico, pues sin renunciar a las “críticas puramente literarias”, se convertirá en adalid entusiasta de la “causa española” contra la primera insurrección anticolonial que un año antes había estallado en la isla, a las dos semanas de triunfar La Gloriosa. Así lo señala el propio Villergas en su prospecto tras regresar de España y tomar de nuevo las riendas de su publicación, el 18 de septiembre 1869. Esta inicia su VII época, apareciendo su primer número el tres de octubre, con el subtítulo de “periódico artístico y literario”. Sin embargo, desde el domingo, 19 de septiembre, el dibujante bilbaíno Víctor Patricio Landaluze (1830-1889), había empezado a editar de nuevo el semanario Don Junípero, con la misma estructura y siguiendo la numeración de El Moro Muza. La explicación a esta situación anómala la ofrecerá el propio Martínez Villergas en un artículo que publica en su semanario el 14 de noviembre, en el que acusa al propietario de La Propaganda Literaria de haber intentado apropiarse de su cabecera. Aún así, Landeluze ya venía utilizando sus chistes gráficos para imprecar a los independentistas cubanos -tal como expone Rainer Rubira García (2012)- en las propias páginas de El Moro Muza desde que había comenzado la insurrección un año antes. Claudia Molés Pintor, en su trabajo de investigación llevado a cabo en 2012, bajo el título El Moro Muza: una espada periodística en la Cuba colonial (1859-1877), revisa la fuerte contradicción del inicial liberalismo radical de Villergas con su cambio de ideas a partir del estallido de la Guerra de los Diez Años, a través de un semanario que, desde una óptica actual, se le ha tachado no sólo de “antiseparatista” sino además de “integrista”, y cuyo antifeminismo causará mucha indignación, según Olga López Núñez. La colección de este título en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España alcanza hasta el 18 de junio de 1876, correspondiendo a su época VIII y 16 año de edición, y en 1877 seguía editándose como “semanario festivo”. En la BNE también se puede consultar La quincena del Moro Muza, correspondiente a 1870, cuyo compilador es Villergas, quien también fundará y dirigirá el semanario Don Circunstancias (1879-1884).