« Volver

Diario constitucional de Palma de Mallorca (Baleares)

Diario constitucional de Palma || Diario constitucional
Diario balear (1823) || Diario constitucional de Palma (1839)
Periódicos anteriores a 1850
A partir del 24 de agosto de 1836, al Diario balear que fundara en 1814 el impresor Felipe Guasp Barberi se le aplica el concepto “constitucional”, como ya lo había hecho durante el Trienio Liberal (1820-123). Ahora, adopta esta cabecera tras el motín de los sargentos de la Granja, del 12 de agosto, que obligó a la reina regente María Cristina a abolir el Estatuto Real de 1834 y reponer la Constitución de 1812, hasta que fue proclamada la de 1837, en la que quedará consagrado por vez primera el principio de “soberanía nacional” a la vez que en el sistema bicameral surjan el Congreso de los Diputados y el Senado. Este título de Diario constitucional de Palma de Mallorca se mantendrá hasta diciembre de 1837, y durante todo el año 1838 es modificada levemente su cabecera, quedando como Diario constitucional de Palma, año este en el que pudo ser denunciado. No acaba aquí la modificación en su título, pues desde el uno de enero de 1839 al 30 de septiembre de este mismo año se reduce más, quedando sólo como Diario constitucional. Durante este trienio, el establecimiento de Felipe Guasp se denominará Imprenta Nacional, que la regentará su hijo, Juan Guasp y Pascual, a partir del cuatro de junio de 1837 y hasta 1852. Anteriormente, entre 1834 y 1836 había adoptado el nombre de Imprenta Real. Se trata del periodo que comprende los últimos años de la regencia de María Cristina del principal diario moderado o conservador mallorquí, escrito en castellano, cuya larga vida llegará hasta el siglo veinte. De cuatro páginas por entrega, modificará también su formato al reducirlo a partir del uno de enero de 1837. Compuesto a dos columnas, con artículos de oficio (normativa y legislación), remitidos o comunicados, y noticias extranjeras, de España y locales, con información sobre el movimiento portuario, órdenes de la plaza dictadas por las autoridades en la isla, o avisos de particulares. Resaltando en este periodo las ventas procedentes de la desamortización. Publicará también suplementos. Durante este trienio, además, quedarán configurados los partidos en España, el Moderado y el Progresista. En el primero, militarán el general Ramón María Narváez o Antonio Alcalá Galiano, mientras que en el segundo, lo hacen el general Baldomero Espartero o Salustiano Olózaga, entre otros, quedando estos últimos relegados del poder. El periodo se cerrará con el final de la guerra carlista que había empezado en 1833, y acabará con el abrazo de Vergara, el 31 de agosto de 1839. La última entrega en la colección de la Biblioteca Nacional de España con el título Diario constitucional es la que corresponde al 30 de septiembre de 1839, cuando se venía indicando como editor responsable a Felipe Guasp. Continuará, de nuevo, como Diario constitucional de Palma.