« Volver

La Torre de Aragón (Guadalajara)

Revistas de información general
Título que hace referencia a la fortaleza existente en la población guadalajareña de Molina de Aragón y que adopta la publicación que dirige, a partir del 15 de noviembre de 1906, el entonces joven periodista local Claro Abánades López (1879-1973), que será también su fundador, junto al militar Ángel Monterde Navarro. De periodicidad decenal, en entregas de ocho páginas y con el subtítulo “revista histórico-literaria y de información”, al que acompaña el lema “política independiente”, que hace desaparecer ya en su segundo número. En su presentación tratará precisamente sobre la política, para decir que “somos sus enemigos más encarnizados, desengañados como estamos de ella”, para a continuación definirse como “católicos sinceros” y tener sólo la bandera de la “patria y honor”, y titular su primera crónica, a pesar de ello, con el epígrafe “El pueblo y la política”. Por la ideología de sus fundadores –Monterde, llegará a ocupar cargo público como capitán de Infantería durante la Dictadura de Primo de Rivera, y Abánades será publicista ferviente de la obra de Juan Vázquez de Mella (1861-1928) y afín al tradicionalismo carlista- y sus contenidos de corte integrista, hay que considerar como una errata la inclusión de esta publicación como republicana en la clasificación que de la prensa castellano-manchega hace Isidoro Sánchez. Su título está enmarcado en un grabado con un dibujo realizado por el sacerdote Elías Palacios, que más tarde será modificado. Compuesta a tres columnas, comenzará a ser estampada en la imprenta alcalaína de José Lobo, más tarde en la que Clodoaldo Mielgo establece en la propia Molina y, por último otra vez en Alcalá de Henares, en la imprenta a cargo de V. Corral. La dirección literaria la asumió Monterde, que en ese momento era propietario del Noticiero alcalaíno. Se considera ilustrada al ocupar siempre su primera página una fotografía, generalmente de vistas y personajes locales, Publica textos en forma de artículos, columnas y crónicas de variada temática (educación, sociedad, política, costumbres, industria, urbanismo municipal, sanidad, etc.), pero resaltan los referidos a la historia y efemérides locales y a las biografías de ilustres personajes del Señorío de Molina, escritos por Abánades, que llegará a ser cronista oficial molinés. Tiene secciones de noticias locales y provinciales, de precios de los productos del mercado y de bibliografía, así como otras bajo los epígrafes Cuartillas femeninas y Recreativa. Abundan también en sus páginas los textos de creación literaria, como los escritos en verso. Su última plana la ocupan los anuncios comerciales de la localidad. En la revista se dieron cita autores alcarreños como Fernando López Pelegrín, Luis Cordavias, Santos Bozal Casado o Antonio Pareja Serrada. Bajo la cabecera de sus últimos números indica la relación de sus redactores y colaboradores. Además de insertar el sumario en la primera página de cada número, el número 36 y último de la colección, correspondiente al 21 de diciembre de 1907, publica un índice de materias de su primer y único tomo. Belén Chamón Calvo señala la existencia de otro número posterior, de 27 de diciembre de ese año. Abánades empezó a publicar y dirigir seguidamente en la misma localidad alcarreña El vigía de la torre (1908-1910). Algunas imágenes cedidas por TECNODOC.