« Volver

La Veu del Montserrat (Barcelona)

Revistas de información general
Subtitulado como “setmanari popular de Catalunya” y con el lema salustiano “Pro Aris et Focis”, se autodefinía como revista de carácter pastoral y fue escrita completamente en lengua catalana, siendo un importante instrumento militante y de combate del catalanismo católico conservador y tradicionalista, del que, sobre todo en sus primeros doce años y mientras no rompió con la jerarquía eclesiástica, Jacinto Verdaguer (1845-1902) dispuso como si fuera su órgano de expresión personal, escribiendo gran cantidad de trabajos de carácter literario tanto en prosa como en verso o reportajes de viajes. El canónigo Jaume Collell (1846-1932), amigo y confidente del poeta, fue el director de la publicación hasta 1890, momento este en que muchos colaboradores de su primera época abandonan la publicación que, al mismo tiempo, pierde también su carácter político, continuando con sus contenidos de tipo cultural. La veu… nace en un momento de fuertes polémicas entre sectores católicos, incluido el carlista, y mantuvo violentas polémicas con el radical-liberal Diari Catalá (1979), primer diario redactado íntegramente en catalán, y el Centro Catalá, de Valentí Almirall (1841-1904), representante del republicanismo catalanista. Desde sus páginas serán impulsadas numerosas campañas de corte regionalista, como la del milenario de Montserrat (1880), la restauración del monasterio de Ripoll (1886), la del Museo Arqueológico Municipal de Vic, o la de defensa del derecho catalán y la del uso de la lengua catalana. En el se dieron cita los integrantes de lo que se ha denominado Escuela de Vich, formada por eclesiásticos, además de los citados Verdaguer y Collell, por Josep Torras i Bages, Eduardo Llanas, Manel Milà y Fontanals, Tomás Gucona, Joan Valls Sabat, Josep Maria Valls i Vicens, Joaquin Cabot y Rovira, Lluis B. Nadal, Francesc Masferrer o Josep Gudiol. Además de las editoriales y artículos de fondo, contó con secciones como Crónica religiosa, Dietari del Principat, Quinzena barcelonina, Correu nacional y extranger, Varietats, Bibliografía y folletín. De ocho páginas, a partir de 1990 se convierte en mensual. Al comienzo de cada año o tomo contiene un índice.