« Volver

El Amigo de la religión y de los hombres (Madrid)

Religión
Publicación semanal, aunque sin día fijo de aparición, del periodo de la regencia de María Cristina, defensora de la religión católica como componente de la vida social, con artículos sobre la situación del clero español y sus instituciones, y otros sobre el devenir de los edificios eclesiásticos afectados por la desamortización. Sus redactores, que se mostraban ajenos a los partidos políticos, se defendieron al ser acusados de “facciosos” por un artículo que criticaba la Academia de San Isidoro. También critica la introducción en España de traducciones foráneas a las que acusa de “obras impías”. En números de entre 24 y 32 páginas, que incluían algún grabado. Tuvo una segunda época y pudo estar editándose hasta 1838.