« Volver

La Correspondencia (Madrid. 1870)

La Correspondencia universal
Periódicos
El primer número de este título aparece el 18 de abril de 1870 (Hartzenbusch: 1870), aunque su colección en la Biblioteca Nacional de España (BNE) comienza en el número 40, correspondiente al 27 de mayo de ese año. Bajo su cabecera estampa el subtítulo “diario independiente”, indicando (en su información administrativa) estar “alejado de las ardientes luchas de la política”, sin inclinarse por ningún partido político, pero sin ser tampoco “enemigos sistemáticos ni de lo moderno ni de lo antiguo”, añadiendo que defiende un “programa verdaderamente nacional, de justicia y economías”. De cuatro páginas por entrega, compuestas a cinco columnas, sus contenidos los estructura en secciones, y aunque indica que es un “diario de noticias nacionales y extranjeras”, bajo la que titula Boletín del día inserta una especie de artículos de fondo o editoriales. En la de Parte oficial recopila legislación publicada en la Gaceta de Madrid, y en la de Cortes constituyentes extracta las sesiones parlamentarias. También publica un folletín literario en el faldón de las dos primeras páginas, así como las secciones de Espectáculos (programación teatral), Bolsa de Madrid (cotizaciones) o Milicia ciudadana. Las noticias, reproducidas de otros periódicos o de fuentes propias, las inserta cronológicamente en secciones bajo los epígrafes Primera edición, Segunda edición y Tercera edición, además de tener otra bajo el de Partes telegráficos. La última plana es ocupada por la Sección de anuncios comerciales. Tanto el título como la estructura de sus contenidos, serán muy parecidos a La Correspondencia de España (1859-1925), el periódico de mayor tirada de la prensa española en este periodo, con unos 50.000 ejemplares diarios, que durante estos años 1869-1870 estaba tomando partido a favor del duque de Montpensier, como uno de los aspirantes a la Corona de España, debido a la amistad personal que tenía su fundador, Manuel María Santa Ana (1820-1890) con Antonio Orleans (1824-1890). Esta “confusión” entre ambos diarios, obligará al editor o editores de La Correspondencia “a tomar de nuevo nuestro antiguo título” de La Correspondencia universal, a partir del doce de junio de ese mismo año 1870, siguiendo la numeración, cabecera esta que también forma parte de la Hemeroteca Digital de la BNE.