« Volver

La Correspondencia universal de Madrid (Madrid)

La Correspondencia universal
Periódicos
Es continuación de La Correspondencia universal, que, a su vez, lo fue de La Correspondencia, diario que publicó su primera entrega el 18 de abril de 1870, y cuyos tres títulos que adopta continúan la secuencia numérica. En este caso, comienza su segundo año de edición, con el número 253, correspondiente al dos de enero de 1871. Sigue siendo un periódico de cuatro páginas, compuesto a cinco columnas, y estampado en imprenta propia, del que se desconocen su editor, director o redactores, y cuya variación en la cabecera es obligada por la confusión creada con La Correspondencia de España (1859-1925), el periódico madrileño de mayor tirada, en torno a 50.000 ejemplares al día, con el que también mantiene una similitud en la estructura formal y en sus secciones, siendo ambos diarios de carácter noticioso. Si en 1870, La Correspondencia universal se valía de autoproclamarse “diario independiente”, frente al “partidismo” de La Correspondencia de España a favor del duque de Montpensier como candidato a la Corona de España, en 1871 esta disyuntiva desaparece, ya que comienza el reinado de Amadeo de Saboya, aunque la primera había acordado formar un frente periodístico para “combatir” al monarca con otros 28 periódicos madrileños, en el que no se encontraba la segunda. La Correspondencia universal de Madrid, con el subtítulo “diario independiente de noticias” añade a su cabecera la leyenda “eco de la opinión nacional”. En su sección Boletín diario da cabida a su artículo de fondo o editorial y sus noticias van casi siempre acompañadas de algún breve comentario, apareciendo cada vez más las de ámbito extranjero. Sigue publicando un folletín literario en los faldones de sus dos primeras páginas, y sus secciones de Parte oficial, Parte telegráfico, Cortes, Boletín religioso, Bolsa de Madrid, Espectáculos y las de Primera edición, Segunda edición y Tercera edición, además de insertar la lista de la lotería y dedicar su última y cuarta plana a la Sección de anuncios comerciales, que prácticamente la ocupan completa. Según la recaudación por derechos del timbre de periódicos en el mes de noviembre de 1870, La Correspondencia universal ocupaba el décimo lugar (619,75 pesetas) frente a La Correspondencia de España, que ocupaba el primer puesto (6.600 pesetas), de un total de 56 periódicos madrileños, lo que puede dar una idea de la diferencia en la tirada entre uno y otro diario. El último número de la colección es el 293, correspondiente al 14 de febrero de ese mismo 1871, desconociéndose los motivos del cese en su publicación de este diario de apenas un año de vida. Un suplemento del día quince indica que la empresa periodística –que seguía manteniendo la propiedad de la imprenta, que estaba a cargo de Teodoro Pita– se había unido a otra, y que desde el día 16 se “servirá a nuestros suscriptores el diario importantísimo de noticias, que viene a reemplazar” a La Correspondencia universal de Madrid, sin conocerse a qué título pueda corresponder. Los tres títulos de La Correspondencia forman parte de la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España.