« Volver

El Monitor de la salud de las familias y de la salubridad de los pueblos (Madrid)

Salud e higiene
Revista de higiene pública y privada, de medicina y economía doméstica, de policía urbana y rural, entre otras materias, publicada bajo la dirección del higienista español más destacado del tercio central del siglo diecinueve, el médico-cirujano, filólogo y catedrático de origen catalán Pedro Felipe Monlau Roca (1808-1871). Aparece los días uno y quince de cada mes, desde el uno de enero de 1858, en entregas de un pliego de doce páginas, compuestas a dos columnas, tanto en la madrileña Imprenta de Carlos Bailly-Baillière como en la de M. Rivadeneyra, con cubierta en papel prensa, en la que ofrece anuncios bibliográficos, el sumario de cada número e información administrativa de la revista. Con foliación continuada anual, publica 24 entregas por año, formando tomos, siendo la última la del 15 de diciembre de 1864. Se estructura en las siguientes secciones: Legislación sanitaria, Higiene municipal, Higiene privada, Remedios y recetas, Economía doméstica, Economía rural, Conocimientos útiles, Bibliografía, así como Crónica higiénica y sanitaria, Higiene de invierno, Higiene de la infancia, Fisiología o Medicina de los accidentes. Ofrece estadísticas e información profesional, académica, sobre enseñanza y centros educativos, o sobre abastecimientos. Publica también índices anuales, ordenados por sus principales secciones, así como un Calendario para Castilla la Nueva. En su introducción explicará que entre los fines de la publicación, que seguirá lo trazado por las del mismo carácter de otros países de Europa, y que le dará el epíteto de higiénico-moral, está la de divulgar conocimientos sobre el cuerpo humano y su relación con el aire, las edificaciones y habitaciones, la limpieza y el aseo, la vestimenta, los alimentos y las bebidas, el sueño o la vigía, el trabajo obrero, el ejercicio o el reposo, pero también desde el tratamiento de una simple gripe hasta las reglas de higiene especiales ante las epidemias, o el tratamiento de los enfermos en los hogares, pero asimismo sobre políticas de salubridad pública. Monlau dirige su publicación a aconsejar a las familias, los ayuntamientos, los párrocos, los maestros, los facultativos, las juntas de sanidad y beneficencia, funcionarios, campesinos o marineros, las órdenes religiosas o a las demás personas dedicadas a la filantropía o la caridad. Entre las firmas de sus textos aparecen las del propio Monlau, que también fue editor responsable de la publicación, así como las de profesores y escritores, como Felipe Landero, Matías Plaza Dávila, Francisco Cuyás, José M. del Campo, Pedro Celestino Argüelles o P. Lonuma. La publicación se suscribía en numerosas poblaciones españolas y capitales americanas, así como en Londres y París. Como médico militar desde 1833 hasta 1848, año este en el que comienza a residir en Madrid, Monlau había sido cirujano del Hospital Militar de Barcelona, en cuya ciudad fue también catedrático de Geografía y Cronología de la Academia de Ciencias. Como gramático y filólogo, además de traductor, fue catedrático de Segunda Enseñanza y será autor del primer estudio comparativo de lenguas romances occidentales. También será catedrático de Psicología y Lógica en la Universidad Central de Madrid y profesor de la Escuela Superior de Diplomática. Discípulo de Mateo Seoane, fue partidario del liberalismo progresista, preocupado por la educación higienista, siendo el más destacado impulsor y autor de obras sobre higiene pública y medicina preventiva, llegando a ser miembro del Consejo de Sanidad del Reino. Antes de editar y dirigir esta revista quincenal, había sido colaborador y, desde 1849, director del periódico de la Sociedad Económica Matritense El Amigo del país (1844-1850) y de El Médico de las familias (1851).