« Volver

La Corrida (Madrid)

Toros
Esta “revista taurina ilustrada” –como indica su subtítulo– empezó a publicarse el 22 de abril de 1907, coincidiendo con el inicio de la temporada taurina de aquel año. La colección de este título en la Biblioteca Nacional de España (BNE) comienza con su número 16, de quince de agosto de ese año 1907. Su periodicidad será semanal y cada entrega consta de dos páginas de tipografía y una hoja con una litografía en cuatricromía con unos bellos retratos de toreros y otros dibujos de temática taurina (lances, suertes, etc.) y alegóricos a este arte, firmados por el dibujante Giménez. El 28 de octubre de ese año 1907 publica su entrega número 28 y última de la temporada de ese año y primer año de su edición, anunciando su suspensión y sin perjuicio de que pudiera ofrecer algún número extraordinario hasta su reaparición en la próxima temporada. Reaparece en la siguiente temporada taurina con la secuencia de segundo año de edición, reiniciando su serie con el número 1, el 30 de marzo de 1908. Aparecerán hasta treinta nuevos números, correspondiendo el último al 19 de octubre de ese año 1908, cuando otra vez anuncia su suspensión y la posibilidad de publicar algún número extraordinario mensual. La primera sección de cada entrega será precisamente la que explique la ilustración de cada una de las litografías con que va acompañada bajo el epígrafe Nuestro dibujo (entre estas, biografías de los toreros retratados), y a este texto les seguirán las crónicas de las corridas de toros celebradas tanto en Madrid como en provincias y en otras plazas de América. También ofrece noticias varias y programaciones taurinas, así como la sección Guía taurina (de matadores, novilleros, ganaderos, sastres de toreros o encerradores de toros). Así mismo publicará una serie de artículos sobre la historia de la tauromaquia y otra sobre las ganaderías bravas de España, y El Bachiller González de Rivera será autor de una serie titulada La revolución en el toreo. En la segunda temporada se le encargó la redacción de la revista al escritor andaluz José León Díaz, pero a partir de la entrega de cuatro de mayo de 1908 aparecerá indicado en su cabecera como director el escritor, periodista y bibliófilo taurino Bruno del Amo (1875-1957), conocido con el seudónimo Recortes, y como propietario y administrador, Samuel Romillo, en cuya imprenta y litografía era estampada la publicación. Contó con corresponsales y, como es habitual entre los revisteros taurinos, éstos usarán sus seudónimos para firmar los textos. Entre estos aparecen los de Canta-Claro, Carambita, Un Mañico, Hache, Paco Pica-Poco, Alba o Servidor. Su cabecera va acompañada de un grabado y en la primera página aparece también algún fotograbado, y se distribuyó también en París y en países hispanoamericanos.