« Volver

Vida masónica (Madrid)

Masonería
Publicación mensual que aparece en marzo de 1926, aceptando su fundador y director, el tipógrafo y escritor Enrique González Linera, pasar por la censura de la dictadura militar primoriverista. Se trata de un pequeño cuaderno de dieciséis páginas y cubierta, compuesto a una columna, e impreso en papel económico, vendido por suscripción, a cuyos lectores le eran regalados ejemplares de una colección conocida como Cuentos Linera, de la que su director era autor, además de venerable de la logia madrileña La Catoniana, que también editó la Biblioteca Catón. Era una revista con carácter pedagógico y didáctico y significó “un cruce entre la francmasonería, la teosofía, el esperantismo y la co-masonería”, a juicio de Olivia Salmón-Monviola, siendo un lugar de mestizaje y convergencias ideológicas y filosóficas a tenor de sus colaboradores. Entre estos se encontraban Julio Garrido, fundador de la Sociedad Teosófica de España y que, con el nombre simbólico de Stein, publica un vocabulario masónico; Manuel Treviño y Villa, de la logia San Alano; Fernando Molina, de la de Delante, de Toledo, o Fernando Redondo de Mallorca. Publica una “columna de honor” de masonas españolas, con notas biográficas sobre ellas, y una serie de documentos y apuntes sobre la historia del Gran Oriente Español. En sus páginas será defendida la igualdad masónica entre hombres y mujeres, en escritos de León Cervera Cremades o del mismo González Linera, y dará la bienvenida a la II República española. Inserta también traducciones, noticias, fotografías y dibujos. La colección de la Biblioteca Nacional de España está incompleta, faltándoles los años 1930 y 1931, y acabando en mayo de 1932. Editó 72 números, hasta junio del siguiente año, coincidiendo con el fallecimiento de González Linera, decidiendo sus colaboradores no seguir editándola.