« Volver

Paz y buena voluntad (Zaragoza)

Boletín oficial de los Somatenes de la 5ª Región
Fuerzas del orden
Tras este título que parece cobijar una publicación de índole religiosa se halla en realidad una institución, el Somatén, que refleja el ambiente de violencia social que se vivió en España en la segunda década del siglo XX. Los somatenes eran cuerpos parapoliciales organizados por los propietarios para actuar en huelgas y manifestaciones contra los obreros de ideología revolucionaria. En Barcelona, donde antes no existía pese a tratarse de una institución catalana medieval predominantemente rural, se creó en 1919 el Somatén a raíz de la lucha entre la patronal y la clase obrera con motivo de la huelga de La Canadiense. A partir de ese año se forma también en Zaragoza y en Madrid. En 1923, la dictadura de Primo de Rivera extiende la institución a todas las provincias españolas creando el Somatén nacional. Paz y buena voluntad es el boletín oficial de los somatenes de la 5º Región, que comprendía las provincias de Aragón -Zaragoza, Huesca y Teruel- las provincias castellanas de Soria y Guadalajara y la provincia valenciana de Castellón. Era editado en Zaragoza y el primer número salió en abril de 1924 con una foto en su cubierta del rey Alfonso XIII como testimonio del apoyo del monarca a esta institución. Los somatenes, aunque organizaciones civiles, estaban fuertemente jerarquizados y su mando correspondía a un jefe militar. El comandante general del somatén de la 5º Región era el general de brigada Daniel Manso, quien en el primer número de la publicación define así la institución: ‘Nacional Cruzada de hombres honrados y de buena voluntad, encargados del sostenimiento de la paz у de oponer ideales patrióticos у buenos а los odiosos y exaltados que amenazan la tranquilidad de España’. Este somatén constaba entonces de 14.000 miembros, y pasaban ya de 150.000 los afiliados al Somatén nacional, lo que hacía de esta organización un ejército paralelo. La publicación recogía disposiciones y normas oficiales, información sobre la vida interna del somatén, así como de los del resto de España y artículos de fondo sobre la finalidad de la organización. De contenido fuertemente tradicional, en las cubiertas de cada número pueden verse fotografías de miembros de la familia real, imágenes de la Virgen o autoridades militares. Destaca la de febrero de 1926, con una foto de los héroes del Plus Ultra, la aventura del hidroavión que cruzó el Atlántico. Dentro de la región, cada somatén local tenía una bandera y la ceremonia de bendición de la misma con la madrina del somatén era una de las informaciones más comunes de cada número. De periodicidad mensual, la paginación del boletín variaba de mes a mes, con una media de 20 páginas, aunque hubo números que pasaron de las 40 páginas. Había bastantes anuncios por lo general, sin que faltaran los de establecimientos de venta de armas, dado que lógicamente los miembros del somatén debían ir armados. El último boletín que posee la BNE es de diciembre de 1929 y no parece que hubiera más, dado que la dictadura de Primo de Rivera, que había alentado los somatenes, estaba ya a punto de desaparecer. Sobre el Somatén en general se puede consultar online la tesis doctoral de Rosa María Martínez Segarra titulada: “El somatén nacional en la dictadura del general Primo de Rivera” (facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid). [Descripción publicada el 17/08/2022]