« Volver

Boletín oficial de la Dirección General de Navegación y Transportes Aéreos (Madrid)

Boletín oficial de la Dirección General de Aeronáutica Civil
Aviación
Publicación oficial con la que se comienza a regular en España por parte del Gobierno todo lo relacionado con la aviación civil, en una época en que los vuelos comerciales comenzaban a diferenciarse de la aviación militar aunque los pilotos seguían siendo en su mayoría militares. Para expresar la importancia dada a la materia, en la cubierta del boletín se subraya su dependencia de la Presidencia del Consejo de Ministros. En diciembre de 1927 habían comenzado los vuelos de pasajeros, con la inauguración por el rey Alfonso XIII de la línea Madrid-Barcelona de la compañía Iberia, recién constituida. Anteriormente, los vuelos comerciales se habían centrado fundamentalmente en el transporte de mercancías, fundamentalmente las sacas postales de Correos. Consultando el índice de la publicación se obtiene una idea ajustada del contenido, con dos apartados claramente diferenciados: la información nacional y la extranjera. Esta última centrada en algunos países europeos. En la información nacional, la sección primera incluye una relación exhaustiva de todos los aeródromos de España y la situación en que se encontraban. Todavía no estaban las pistas pavimentadas, tan solo se aplanaba la tierra y se quitaban las piedras para que los aparatos pudieran rodar sin problemas. En las páginas interiores del primer número del boletín, que tenía periodicidad mensual, se pueden ver los planos de los aeródromos madrileños de Cuatro Vientos, el primero de España, y el de Getafe. En números sucesivos, la publicación incluye los planos de otros aeródromos, como el de Sevilla o el de Albacete. Una de las informaciones más interesantes desde el punto de vista sociológico e histórico son las estadísticas de pasajeros de las distintas líneas en servicio, con detalle por sexo y nacionalidad, dado que eran utilizadas también por extranjeros. La información oficial, como es lógico al tratarse de un medio gubernamental, ocupaba una buena parte del boletín. En el primer número, por ejemplo, se pueden leer las normas para la matriculación de aeronaves en España y la relación de las matriculadas hasta la fecha, o el Plan de líneas aéreas nacionales y las bases para su adjudicación. El boletín tuvo una paginación variada, con números desde poco más de 30 páginas, excepto el último, hasta números de más de 100. En este caso lo que ocurrió es que se publicaron dos meses conjuntamente. Así, noviembre y diciembre de 1930 se publicaron juntos con un total de 176 páginas. Este número doble incluyó publicidad en sus últimas páginas de compañías relacionadas con la aeronáutica, como la empresa CASA. El último número de boletín, el correspondiente a abril de 1931, pese a su escasa paginación, solo 23 páginas, es sin lugar a duda el más interesante desde el punto de vista de la Historia de España, dado que se incluyen las primeras decisiones y nombramientos del primer Gobierno republicano tras la caída de la Monarquía. Es de destacar el nombramiento del comandante Ramón Franco, hermano del futuro dictador y entonces uno de los héroes de la aviación que había contribuido en gran medida al triunfo de la República. Fue nombrado jefe de la sección y dirección de Aeronáutica del Ministerio de la Guerra. También destaca el cese como vicepresidente del Consejo Superior de Aeronáutica y director general de Navegación y Transportes Aéreos del general Alfredo Kindelán, uno de los pioneros de la aviación española que participará en la Guerra Civil al lado del general Franco. Igualmente, se da información en este último número de los trabajos de construcción del aeropuerto de Barajas, que se abrió al tráfico ese mismo mes de abril aunque los vuelos comerciales no empezarían hasta 1933. El boletín cesó precisamente en abril de 1931 y pasó a ser continuado con algún cambio en su título por el Boletín Oficial de la Dirección General de Aeronáutica Civil, dependiente del Ministerio de Comunicaciones, y cuyos números también posee la BNE. [Descripción publicada el 17/08/2022]