« Volver

Democracia artillera (Madrid)

Guerra civil || Periódicos
Semanario de la Brigada de Artillería de la 2ª División del Ejército Popular de la República Española, que comenzó a publicarse el 23 de febrero de 1937. Su administración y redacción se encontraban en el puesto del mando militar de la citada unidad, en Collado Mediano, en la Sierra Norte del Frente de Madrid, formando parte del denominado Ejército del Centro. Su administrador y redactor-jefe fue el capitán de Artillería José Morales Lozano, y tuvo como colaboradores fijos al comisario de la Brigada (o Agrupación), Francisco Rodríguez; al del Grupo Ligero, J.A. Cobos; al del Grupo Pesado, Emilio Armela; al delegado de la Plana Mayor, Pedro Flores Vergara, y al de la 1ª, Torcuato Pérez Navalón, así como al teniente de Artillería Francisco Moreno Ufano. Se trata de un periódico militar de la guerra civil “modesto”, pero con “buenas dimensiones”, elaborado por “mandos medios” del ejército republicano, que siguieron para su edición las directrices emanadas del Subcomisariado de Propaganda (Núñez Díaz-Balart: 1992). Su colección en la Biblioteca Nacional de España (BNE) comienza con su número 12, correspondiente al domingo, 16 de mayo de 1937, cuando rediseña su estructura formal y de contenidos. Sus cuatro páginas por entrega, compuestas a cuatro columnas, son ahora estampadas en papel cuché, su cabecera a dos tintas de color, y comenzará a insertar ilustraciones, como fotograbados y chistes gráficos. Aumenta también sus colaboraciones, además de ceñirse más a la vida de la propia unidad, a sus hechos de guerra y a sus integrantes, reforzando su lealtad al Frente Popular y su antifascismo, tal como señala su editorial de esa entrega y el de la siguiente (número 13, de 24 de mayo, apareciendo a partir de ahora cada lunes). Este cambio se produce tras los enfrentamientos de los grupos revolucionarios anarquistas y trotskistas contra la legalidad del gobierno republicano, conocidos como los Sucesos de Mayo. Su primera plana comienza siempre con el artículo Editorial, algún otro artículo de carácter militar o político o una tira de humor gráfico. Cuenta con secciones como Cartel de guerra, con las noticias más destacadas sobre los hechos de los frentes de batalla; Estopinazos, que sustituye a una anterior denominada ¡¡Ja, ja, ja!!, en la que se ofrecen comentarios irónicos sobre noticias capturadas al enemigo; Trazos, de creación literaria, con poemas; Voces artilleras, Nuestros comisarios, Higiene del combatiente, Iniciativa o Noticias de última hora. También abre un concurso de colaboraciones. Y añade lemas para los combatientes. Bajo sus textos aparecen también otras firmas, como las de Edmundo Martín, Graciano García Saavedra, Javier Soria, A. Alberdi o la del sargento de Artillería Abilio Egido, así como seudónimos, sólo apellidos o anagramas, como Fran-ro-go, Navalón, Bravo, Amores (comandante Principal), Estopín, Zimog o Diógenes. A veces quien firma es La Redacción. Sólo en el número 16, de dos de agosto, y última entrega de la colección, aparece indicado el pie de imprenta, que corresponde a Imprenta Gráfica Administrativa, sita en la calle Caracas, de Madrid. También se conoce un número extraordinario, de mayo de ese año 1937, impreso por Rivadeneyra, sobre papel satinado y muy ilustrado con fotograbados y dibujos. Este título debió dejar de publicarse en esa fecha, reapareciendo el uno de diciembre de 1937, reiniciando la numeración de sus entregas y con la indicación de que ahora era “órgano” quincenal de toda la “Artillería del Primer Cuerpo del Ejército”. Estos números son de doce páginas, compuestas a tres columnas, también estampadas en papel cuché e ilustradas. De esta segunda etapa se conoce hasta el número 4, de febrero de 1938, cuando tiene periodicidad mensual.