« Volver

La Caricatura (Madrid. 1884)

Revistas satíricas y humorísticas || Periódicos
Semanario “humorístico ilustrado por nuestros primeros dibujantes” –indica su subtítulo–, que más adelante también se ampliará a “literario”, fundado y dirigido por un entonces joven Eduardo Sáenz Hermúa (1859-1898), conocido por los seudónimos Mecachis y Augusto, como ilustrador, y Augusto Marnaz, como literato, cuya prometedora carrera, también como dramaturgo, quedará prematuramente truncada a la edad de 37 años. La Caricatura, que hará honor a su título por las muchas que contiene, aparece el tres de noviembre de 1884, y dejará de hacerlo tras publicar el número 108, de 22 de mayo de 1887, según Gómez Aparicio (1971), aunque el 107 es el último en la colección (incompleta) de la Biblioteca Nacional de España, correspondiente al 28 de abril de ese año. Sus entregas son de ocho páginas, quedando desplegadas, generalmente, a toda plana las dos centrales, para ser ocupadas por una historieta de Mecachis, considerado uno de los primeros creadores de este género gráfico y uno de los maestros de la caricatura. Aunque la casi la totalidad de los contenidos de algunas de sus entregas llegarán a ser obra del propio Mecachis, éste atrajo también a las páginas de su semanario a otros “artistas del lápiz”, como Ramón Cilla (1859-1937), Mariano Urrutia (-1894), Joaquín Moya (-1925), Domingo Muñoz –Gondoin–, Arteche, Velasco o Gil, entre otros. La publicación (que comenzó apareciendo los lunes, para después hacerlo los jueves), será estampada en las madrileñas litografías de Bravo o de Feijoó. Sus páginas estarán ocupadas sobre todo por ilustraciones (caricaturas, chistes, tiras cómicas e historietas, con pies de texto en prosa y en verso), de un “estilo incisivo, desenvuelto y popular”, a juicio de Gómez Aparicio (1971), que sorteaban, generalmente, la política, siéndolo de carácter social y de costumbres. Por ejemplo, sus dibujos humorísticos aparecerán bajo epígrafes como Revista de teatros o Modismos del toreo, y Mecachis será autor también de unos diseños gráficos al estilo de las “siluetas chinescas”. Contará con una sección precisamente de caricaturas, bajo el epígrafe Celebridades, en la que aparecen las de escritores (Alarcón, Campoamor, Pereda, Echegaray, Clarín, Galdós, Cánovas del Castillo, Zorrilla o Menéndez Pelayo); artistas y actores dramáticos y líricos (Rosell, Jiménez Moya, Valero o Gayarre); músicos (Caballero); pintores y dibujantes, toreros y celebridades extranjeras (Dumas, Zola o Daudet). En sus entregas del 28 de diciembre de 1884 (número 9) y del seis de enero de 1887 (número 101), publicará una selección de autógrafos imitando la letra de personalidades conocidas (Cánovas, Menéndez y Pelayo, Martínez Campos, Pidal y Mon o Sagasta). Publica asimismo textos literarios de los propios Sáenz Hermúa y Cilla, así como de José Gil y Campos, Felipe Pérez y Gonzalez (1854-1910) o Alejandro Larrubiera y Crespo (1869-1937), que se dio a conocer, precisamente, en las páginas de este semanario. Fue a partir de su entrega de 31 de diciembre de 1885, cuando Mecachis aparecerá indicado como su director junto a la cabecera. En la última entrega de 1885 publica un índice de los grabados y de los contenidos de ese año, indicando los nombres de sus colaboradores y dibujantes.