« Volver

Musical-Hermes (Barcelona)

Musical Hermes
Música
Esta revista de la barcelonesa Casa Parramón adopta su título del dios mitológico griego, mezcla de mensajero, industrial y artista e inventor de la lira. Fue editada por el violonchelista y lutier Ramón Parramón i Castany (1883-1961), propietario de dicha casa, dedicada a la construcción y venta de instrumentos musicales, especialmente de cuerda. Comenzó a publicarla en enero de 1928, con una periodicidad mensual, aunque no aparecerá durante los meses de julio a septiembre. Sus entregas rondarán entre las 16 y 20 páginas, en las que hay que incluir las que integran la cubierta, compuestas, generalmente a dos columnas y con foliación continuada anual. La colección de la Biblioteca Nacional de España alcanza hasta su número 24, de junio de 1930, pero Torres Mulas (1991) señala haber visto hasta la entrega 33, de junio de 1931, y se sabe que estuvo publicándose hasta 1936. Cada entrega también contiene una portada, en la que inserta un sumario de sus contenidos. Estos van a ser, especialmente, artículos relacionados con los instrumentos y la serie de concursos y dotación de premios musicales que venía organizando y celebrando Casa Parramón desde 1924, aunque también publica otros sobre teoría, pedagogía e historia musical, así como noticias, curiosidades o anécdotas en unas secciones que denomina Miscelánea y Ecos de conservatorios y academias. La revista, que fue estampada en la Imprenta Guinart Peix y en Gráficas Calmell, usará para su estampación tanto papel prensa como cuché e irá ilustrada con un buen número de fotograbados, insertando en su cubierta retratos de músicos (Mathieu Crickboom, Pablo Casals o Enrique Morera, entre otros), que presidían los jurados del Premio Parramón, así como otras fotografías, principalmente de instrumentos, acompañando a los textos, o algunos pentagramas. Dedicada a la difusión del arte musical, estaba dirigida tanto al profesorado como a los profesionales y aficionados españoles, y dedicará especial atención a los inventos y perfeccionamiento en el ramo de los instrumentos y a su vulgarización. Su numerosa publicidad comercial también será la relativa a casas de venta de instrumentos, accesorios y de academias musicales, o de alguna editorial. Además del propio Ramón Parramón, firman sus textos Adolphe Piriou, J. Weiserrate, J. Pérez de la Rueda, Enrique Ainaud, F. Bisfort, Juan M. Fernández, Sofía P. Bastelman, José Noguer, André Gedalge, Pedro Ruiz Miranda, José Subirá, Juan Berruezo o Jaume Biscarri de Fortuny. A partir del verano de 1930 anuncia mejoras y ampliación de la revista (véanse números 23 y 24), con secciones de violería, sobre el arte de la luthería; de instrumentos de viento, piano, un cursillo de armonía, la publicación de una o más obras para piano o una sección amena.