« Volver

La Acción social (Zaragoza)

Religión
La capital de Aragón se había convertido en una de las principales ciudades en las que convergió el movimiento católico español en el periodo de entre siglos, con la celebración en esta ciudad del segundo Congreso Católico (1890) y la segunda Asamblea Nacional de la Buena Prensa (1908). Entre tanto, el cardenal Juan Soldevilla (1843-1923) había fundado en 1902 Acción Social Católica, organización enmarcada en el catolicismo social, obrero y sindical, cuya referencia doctrinal estará bajo la encíclica Rerum novarum (1891), y que comienza a editar esta publicación a partir de 1910. A partir de 1914, la organización convergerá en lo político con el maurismo, obteniendo un acta de diputado a través del marqués de Arlanza, Luis Higuera Bellido (1873-1940), procedente del Partido Conservador. La periodicidad de este título fue diversa (semanal, quincenal, mensual o trimestral) y la colección de la Biblioteca Nacional de España está integrada sólo por los cuatro números (117-120) que aparecieron en 1933. Son entregas que forman parte de su quinta época, en torno a la veintena de páginas cada una, carentes de ilustraciones y compuestas a una columna. Eran gratuitas para los socios con una cuota superior a una peseta, e inserta anuncios comerciales. Publicación editada por la Archidiócesis de Zaragoza y afín a las derechas, sus primeras páginas contienen textos doctrinales, como la pastoral redactada ese año contra la ley republicana de congregaciones, o alguna crónica sobre cofradías. Tiene secciones de Propaganda y Noticias, en las que da normas a los católicos sobre centros escolares, la moda de las mujeres, la masonería o el voto a las elecciones. También ofrece la memoria de la Caja de Ahorros de la Inmaculada Concepción (1905), vinculada también a Acción Social Católica. En 1934 se celebrará también en Zaragoza una Semana Social Católica, y la publicación pudo estar publicándose hasta julio de 1936.