« Volver

Castilla industrial y agrícola (Burgos)

Agricultura y ganadería || Industria
Publicación mensual defensora de la industria, el comercio y, en general, los intereses castellanos, aparece en enero de 1933, editada en Burgos, con el objetivo de intentar el resurgimiento de la denominada Castilla la Vieja (incluida Santander), tal como se indica en su artículo de presentación, en el que se añade: “Cuando otras regiones, acogiéndose a la ley, están unas con la casi plenitud de derechos otorgados por el poder legislativo y otras en camino de alcanzarlos, los castellanos tenemos la ineludible obligación de organizar la propia defensa”, en clara referencia a la autonomía catalana y al movimiento regionalista emergente en España durante la II República. Sus entregas serán de paginación variada, con gran profusión de fotografías, algunos dibujos y planos, y anuncios publicitarios, algunos con fotograbados. Está estructurada en secciones: Agricultura, Ganadería, Abonos, Comercio, Industria, Finanzas, Mercados y, en alguna ocasión, Bibliografía, o en provincias, como Palencia o Segovia. Suele publicar artículos, generalmente de carácter técnico, y otros con perfiles reivindicativos, así como crónicas y reportajes sobre las actividades que se desarrollan en los citados sectores económicos (ferias, exposiciones), como en otros, como es el caso del ferrocarril, las obras públicas o la construcción de escuelas rurales. Se desconoce quien la editó y dirigió, y entre sus colaboradores se encuentran el cronista de Burgos, Eloy García de Quevedo; el ingeniero de Caminos Luis Arango; el secretario de la Cámara de Comercio de Burgos, Agustín García de Obeso; Eduardo de Ontañón, Enrique Madrazo o Teófilo López Mata, entre otros. En su primer número también escriben el entonces alcalde de Burgos y diputado a Cortes, Perfecto Ruiz; el alcalde de Santander, Eleofredo García; el presidente de la Comisión Gestora de la Diputación de Burgos y diputado, Luis García Lozano; y el también diputado a Cortes José Martínez Velasco. El número 18, correspondiente a junio de 1934, es un número extraordinario, de 76 páginas, dedicado a Burgos, y con la cubierta ilustrada a color. En cada número suele insertar el sumario. El número 23, correspondiente a noviembre de 1934, es el último de la colección.