« Volver

Semanario de Salamanca (Salamanca)

Semanario erudito y curioso de Salamanca || Semanario literario y curioso de Salamanca
Semanario erudito y curioso de Salamanca
Cultura
El Semanario erudito y curioso de Salamanca, que había empezado a publicarse el uno de octubre de 1793, cambia definitivamente su título a Semanario de Salamanca a partir de su número 48, correspondiente al 15 de marzo de 1794, aunque ya lo había adoptado esporádicamente en su número 3, de ocho de octubre de 1793. En otro momento de su vida adoptará también ocasionalmente el título de Semanario literario y erudito de Salamanca. Se trata pues del mismo periódico que fundara el presbítero Francisco Prieto de Torres, que sigue saliendo de las prensas de doña María Rico Villoria, por los impresores Manuel de la Vega y Manuel Rodríguez, en números ocho páginas (en ocasiones 12) y a una columna, con frecuencia bisemanal (martes y jueves), aunque a partir de abril de 1797 saldrá con periodicidad trisemanal, para después volver a su frecuencia inicial. Por último será impreso por Francisco de Toxar. Su estructura y contenidos siguen siendo los mismos: artículos doctrinales sobre política, economía, comercio, agricultura, filosofía, religión, etc., de divulgación de las ciencias y de las artes y de creación literaria, especialmente en verso, para al final ofrecer las noticias denominadas “particulares”, es decir, las concernientes a la ciudad salmantina (hallazgos, pérdidas, ventas, teatro, festividades y culto religioso, bibliografía, etc.). Asimismo publica edictos reales y eclesiásticos, pastorales y una sección bajo el epígrafe “Se ha recibido el siguiente papel”, que corresponde a los textos que le enviaban para su publicación los lectores del periódico, que se convierten así en colaboradores, y que debían pasar asimismo por la censura para su publicación. También publica la lista de sus suscriptores, y en los primeros números de 1795 la cabecera estuvo acompañada de un grabado con el escudo de la ciudad. Un gran número de textos son firmados con seudónimos o iniciales, habituales en la prensa de finales del XVIII, pero se sabe que entre los autores de sus contenidos se hallaban los propios Juan Meléndez Valdés y Juan Gaspar de Jovellanos, Francisco Sánchez Barbero, Juan Fernández de Rojas o el asiduo a la prensa de la época Fray Diego González. Publicó también suplementos. Su paginación será continuada semestralmente, y al final llegará a incluir índices en sus últimos números de diciembre y junio, coleccionándose sus números en tomos asimismo semestrales. La colección de este título de la Biblioteca Nacional de España alcanza hasta el número 370, correspondiente al 27 de septiembre de 1796, pero las colecciones del Archivo Municipal y de la Universidad de Salamanca son más completas, datándose el cese de esta publicación el 30 de octubre de 1798, correspondiente al número 586. Otra colección más completa se encuentra en la Universidad de La Laguna, y existen algunas referencias de que se publicaba en 1800.