« Volver

Tierra charra (Salamanca)

Periódicos
Semanario que se proclama “independiente” en su subtítulo y se publica en Ciudad Rodrigo desde el 16 de octubre de 1927, considerándose como “segunda época” de El eco del Agueda, otro semanario de carácter conservador y tono sosegado -según Ignacio Francia (2006)- que había estado editándose desde 1924 bajo la dirección de Jacinto Sánchez Rodríguez y Ramón Adiego, por lo que entre ambos títulos rodericenses se cubrirá no sólo todo el periodo primoriverista, sino que lo excederá en un año, al publicar Tierra Charra su último número el 28 de diciembre de 1930. El eco del Agueda había sido, por otra parte, el título que había adoptado la primera publicación periódica de Ciudad Rodrigo, en 1858, y que también había tomado otra entre 1877 y 1879. Tierra charra será una publicación que aparecerá los domingos en entregas, generalmente, de doce páginas, como defensora de los intereses “morales y materiales” locales y comarcales, que mezclará artículos eruditos y divulgativos sobre la historia, tradiciones, costumbres, monumentos y el arte de la ciudad y la comarca, con otros reivindicativos sobre sus necesidades de desarrollo en comunicaciones, educación, etc. Dará cuenta de la vida social, cultural y festiva, junto a noticias de actualidad municipal, sucesos, comentarios varios. También dará cabida a textos de creación literaria, especialmente la poética, e, incluso, publicará un folletín, e insertará abundantes anuncios comerciales locales, al final. Asimismo publicará ilustraciones y viñetas humorísticas. Destaca también la inserción de fotografías de Agustín Pazos, esquelas y semblanzas de mirobriguenses ilustres, etc. En su primer editorial señalará que estará “por encima de banderías políticas”, pero cuando uno de sus colaboradores –el juez Salvador S. Terán- repase la vida del semanario en su último número, indicará que la publicación había coincidido “con el periodo de más brillante resurgir del pueblo… Tal vez, al coincidir las actividades políticas y las periodísticas, en un mismo anhelo”, y calificará a los regidores que había tenido la ciudad durante la dictadura militar como “inteligentes y altruistas”. El semanario nunca indicará quien es su director o redactores y muchos de sus textos irán firmados con seudónimos. En sus páginas se darán cita “los literatos y hombres cultos de nuestro pueblo y del partido”, señalará Terán en su artículo de despedida, en donde dará cuenta de los nombres de estos y sus diferentes y diversas aportaciones a la publicación, entre estos el de Rosario Fuentes y sus artículos sobre la catedral cabecera de la diócesis civitatense. Arturo García Carrafa publicará “Una vuelta a la muralla”. La sección Temas locales los firma Remember. Las colecciones de este título de la Biblioteca Nacional de España y de la Biblioteca de la Universidad de Salamanca se complementan. Una tercera etapa de esta cabecera aparecerá en 1978.