« Volver

Correo general (Madrid)

Periódicos anteriores a 1850
Diario que comenzó a publicarse el uno de agosto de 1814, y del que se conocen 50 números, hasta el 20 de octubre del mismo año. Fue fundado por Francisco Javier Pérez, un antiguo archivero del Real Patronato, que había permanecido prisionero durante la Guerra de la Independencia, con el objeto de que subsistiera económicamente, tal como señala Juan Pérez de Guzmán. Salió “con la licencia necesaria” de la Imprenta madrileña de Repullés. En su prospecto, su director había señalado que el objeto de este periódico era de carácter utilitario y divulgativo, para ofrecer noticias de los nuevos descubrimientos y obras literarias y teatrales, dirigido tanto a los eclesiásticos, como a los militares, comerciantes, labradores, artistas y literatos. Su cabecera está acompañada de un grabado y la leyenda “en la variedad está el placer”, y comienza cada número, de cuatro páginas, con foliación seguida y a dos columnas, con el santoral. Incluye también los cambios de moneda, crítica teatral, algunas composiciones en verso, información teatral y de toros, algún artículo sobre moda, avisos, vacantes, etc. Tras el decreto fernandino contra la libertad de imprenta, es otro ejemplo de vuelta al periodismo noticioso y literario anterior al sexenio doceañista, que ofrece preferentemente noticias del extranjero y algunas nacionales, con una sección de variedades con algún que otro artículo, pero ninguno de carácter político.