« Volver

La Ilustración financiera (Madrid)

Economía
Publicación económica especializada y dedicada fundamentalmente a los seguros y a la banca, además de al comercio, la industria, la bolsa, agricultura, hacienda, ferrocarriles, minas, e incluso, en algún momento, a ingeniería y educación nacional. Su propietario y editor es el periodista y escritor de asuntos financieros José Félix García Ceballos Teresí, que desde 1901 venía también dirigiendo el semanario El financiero, y que a partir de abril de 1908 comienza a publicar cada mes esta nueva revista de carácter ilustrado y lujosa edición, incluyendo numerosos fotograbados, además de insertar al final de cada número una sección de Actualidades, en la que incluirá textos literarios o notas de sociedad. García Ceballos pretendió que esta revista, con cubierta ilustrada a varias tintas, no sólo fuera del interés de los “hombres de negocios, sino también entre cuantas personas formen parte de toda familia acomodada”, e inclusive –dice- las mujeres. Por ello, en el tiempo que tuvo la sección de Actualidades, dará cuenta de asuntos de sociedad, artísticos, deportivos, teatrales, necrológicos, políticos, taurinos y hasta de modas, pues su fin inicial era que fuera, además de una revista útil, también agradable y amena por la variedad de sus textos. Pero el grueso de cada entrega, en torno a las 32 páginas en su primer año de vida y compuesta, en general, a dos columnas, la integrarán textos y estudios de carácter económico, financiero, bancario y de seguros, además de otros referidos a la industria, la legislación comercial, etc. Comienza cada número con una Crónica, en la que son comentados los hechos más destacados del mes anterior, cuya sección pasará después a denominarse La situación. También dedica especial atención a las cotizaciones de los valores bursátiles, sobre las que ofrece sus impresiones, así como a las de los productos de consumo de los mercados, incluidos los minerales. Ofrece directorios de representantes de las compañías aseguradoras y bancarias, y contará también con un nutrido número de anuncios comerciales de estas compañías y entidades. A ello suma numerosos fotograbados de retratos de personalidades relacionadas con la economía, las finanzas y las empresas, pero también de políticos, o de artistas cuando comenta los estrenos teatrales, Asimismo, sus fotografías dan cuenta de los edificios que fueron construidos o comprados para sedes de las compañías, además de estampar otras instantáneas de sus oficinas, despachos de sus directores o de las salas de sus consejos de administración. Al principio, su última página lleva el epígrafe Actualidad gráfica, al incluir un dibujo o una caricatura, de Vicente Ibáñez, que aparece como su redactor artístico, mientras que sus fotografías serán de Orestes Calvet. Y llegará a anunciar que desde enero de 1912,ofrecería cada domingo Actualidades gráficas como suplemento gratuito para sus suscriptores. A partir de 1910 la revista pasa a ser decenal (saliendo los días 10, 20 y 30 de cada mes), aunque reduciendo su paginación de las 32 páginas a entre 12 y 16. Y a partir de 1912 su frecuencia de aparición será semanal, durante mucho tiempo saliendo cada martes y, por último, los miércoles. Su paginación también variará de nuevo, entre las 8 y las 16 páginas, pero, generalmente, sus entregas serán de doce páginas, que formarán tomos anuales, ofreciendo en la última de diciembre un sumario de sumarios a modo de índice. Durante el primer año estuvo dirigida por un Consejo de Redacción, pero pronto García Ceballos aparece como su director efectivo. También en su cabecera indicará el nombre, sucesivamente, de sus administradores, el de Ricardo Campos y el de José González; redactores jefes, León Vega y J.E. Medina; secretarios de redacción, Pablo Inestal y R. García Bernaldo de Quirós; o redactor-administrador, José María Vidal. Los contenidos de La ilustración financiera se irán reduciendo únicamente a los estrictamente económicos y sus fotograbados irán escaseando para cuando se convierta en suplemento dominical de El financiero, al pasar este a ser diario en 1935. García Ceballos, que fue un polifacético periodista, editor y escritor económico muy conservador, que no había ocultado su antipatía contra el régimen republicano pero también su afinidad entusiasta con el Partido Radical de Alejandro Lerroux, sería asesinado tras el golpe de Estado del 18 de julio de 1936 y el estallido de la guerra civil, y sus oficinas e imprenta incautadas para el Sindicato de Artes Gráficas.