« Volver

Europa en África (Madrid)

África
Revista mensual especializada en asuntos africanos en un momento de consolidación del colonialismo europeo y de renacimiento del africanismo español, que defiende los derechos preferentes de España a intervenir antes que ningún otro país europeo en los asuntos de Marruecos. Fundada y dirigida por el capitán de Estado Mayor y vocal de la directiva de la Real Sociedad Geográfica, Emilio Borrajo, su objetivo es fomentar el interés de la acción española y europea sobre el continente africano, a través de artículos sobre historia, geografía, asuntos comerciales, industriales, agrícolas, financieros, militares y culturales, con inclusión de datos estadísticos, cuyos colaboradores son prestigiosos estudiosos africanistas, entre los que se encuentran Enrique D’Almonte, E. Bonelli o Federico Pita y otros altos mandos del ejército español. Muy ilustrada, inserta retratos de personajes y otras fotografías, mapas y croquis, principalmente de las posesiones y colonias españolas: Ceuta, Melilla, Marruecos, Río de Oro, Sáhara y Guinea. Como medio de propaganda hacia las cuestiones africanistas, sus artículos y noticias tratan también sobre las colonias de otros Estados europeos. Publica crónicas parlamentarias sobre los asuntos africanistas, las conclusiones del segundo congreso africanista celebrado en Zaragoza en 1908, las actividades de la Junta Consultiva de las posesiones españolas del África occidental, constituida en 1903, así como las exploraciones y estudios sobre los misioneros en África, derechos históricos sobre las posesiones españolas, avances de la civilización española en el imperio marroquí, tropas indígenas, compañías navieras, algún estudio sobre antropología indígena y también de bibliografía marroquí. Resalta asimismo la serie que Francisco Martín Arús escribe sobre la batalla de Wad-Ras, de 23 de marzo de 1860, o la de Ambrosio Huici Miranda sobre los estudios árabes en España, así como la Historia crítica de la guerra de África (1859-1860), de A. Joly, traducida por el citado Huici. Las entregas de la revista van desde las 58 páginas a superar el centenar, con foliación continuada, que forman un tomo, y debió tener una vida efímera que no debió sobrepasar el año 1909.