« Volver

El Constitucional, Correo general de Madrid

Correo general de Madrid
Periódicos anteriores a 1850
Este periódico nació el 1 de marzo de 1821 como continuación de otro que llevaba por título Correo General de Madrid, que antepuso el nombre de El Constitucional al incorporarse a la redacción José Joaquín de Mora. Este dirigía desde un año antes otra publicación con el título de El Constitucional, Crónica científica y literaria. Se trata de un periódico de cuatro páginas que salía a diario y estaba dirigido o al menos era uno de los principales colaboradores el poeta y dramaturgo de origen mexicano (Virreinato de Nueva España) Manuel Eduardo de Gorostiza, quien había sido militar, pero se dio de baja con el grado de coronel. La publicación se abría con un apartado de noticias extranjeras a la que seguía otra de noticias nacionales y de ultramar. Estas últimas informaban sobre todo de los intentos de las provincias americanas por emanciparse de España. Luego venían secciones de información de Cortes, variedades, noticias de Madrid con el orden de la plaza, es decir, información militar, cambios de efectos financieros o crédito público, tribunales, e información teatral con las obras en escena en los dos principales teatros madrileños, el del Príncipe y el de la Cruz. Además, se insertaban algunos anuncios comerciales. En sus páginas había también cabida para la literatura, con poemas en algunos de sus números. En el número del 2 de mayo es de destacar la noticia de la colocación de la primera piedra del monumento que iba a inmortalizar a las víctimas de ese día en 1808, en el inicio de la guerra de la independencia contra los franceses. El periódico informa de la multitud que acudió a la ceremonia en el campo de la Lealtad en el paseo del Prado y cómo la población madrileña iba vestida de luto general. José Joaquín de Mora fue el colaborador más importante de este periódico. Escritor, jurista y político, es conocido en la historia de la literatura española por la polémica que mantuvo sobre el romanticismo con Böhl de Faber, padre de la escritora Fernán Caballero. De Mora defendía la estética neoclásica, aunque más tarde se acercó al influjo romántico llegando a traducir la novela histórica ‘Ivanhoe’, de Walter Scott. La colección de la Biblioteca Nacional de España de este periódico se cierra con el número 112 del 20 de junio de 1821. Puede que se editaran más números, aunque en este periodo los periódicos se abrían y cerraban en corto espacio de tiempo, muchas veces a causa de la censura. En todo caso, este diario como todos los periódicos liberales dejaron de editarse con la invasión francesa en 1823 de los cien mil hijos de San Luis, que repuso a Fernando VII como rey absoluto. [Descripción publicada el 7/09/2023]