« Volver

El Presente (Barcelona)

Eco de la actualidad
Periódicos
Empieza a publicarse el 28 de octubre de 1852, en sustitución de La Actualidad (1852), que había sido suspendida por real orden del día 23, al ser acusada por el obispo de Barcelona de atentar contra la religión y los derechos del Papa como soberano temporal. La única diferencia entre uno y otro diario será el título y aunque al principio su subtítulo indique “periódico literario, mercantil, industrial, de avisos y noticias”, anuncia que está haciendo gestiones para que cuanto antes tenga también “carácter político.” Y tal es así que desde el uno de enero de 1853, El Presente, que se había hecho cargo de las suscripciones de La Actualidad, desde el uno de enero de 1853 adoptará el mismo subtítulo que este (periódico político) y sus mismos lemas: “libertad, tolerancia, progreso”. Además, aparecerá indicado desde ese día como su editor responsable José Elías. Al igual que en La Actualidad, sus principales redactores serán el médico, escritor y político Antoni Ribot i Fontseré (1813-1871) y el también escritor Joaquín María Nin, quien firmará ya el artículo de fondo o editorial de su primer número. Por otra parte, el uno de enero de 1853, en el diario se informará que Ribot no se había separado de la redacción del diario, sino que se había trasladado a Madrid, desde donde enviará sus artículos-editoriales, que seguirán publicándose bajo sus iniciales. Luego, en el periodo 1854-1856 será diputado en las Cortes constituyentes. Una de las características tanto de La Actualidad como ahora de El Presente es el uso de las iniciales de los autores de sus artículos, y además de los de sus dos principales redactores ya citados, aparecerán otras, como G.P. y M., J.B.G. o L.F. Asimismo, El Presente continuará estando adscrito al progresismo demócrata, además de ser una empresa que debió tener importantes recursos económicos a tenor del vasto número de anuncios comerciales que insertaba. Seguirá siendo también estampado en la Imprenta de Agustí Gaspar, que a partir del siete de enero de 1854 asumirá también el cargo de editor responsable, por lo que su formato material sigue siendo idéntico: en gran folio, con cuatro páginas compuestas a cuatro columnas e igual tipografía. Comienza cada número con el artículo de fondo y la estructura de sus contenidos y los epígrafes de sus secciones serán también las mismas: Crónica oficial, Crónica interior (Madrid y provincias), Revista de prensa, Crónica exterior, Gacetilla, Comunicado, Boletín de comercio (movimiento portuario y cotizaciones bursátiles), Gacetín urbano (con un Boletín religioso y Anuncios oficiales), Variedades y, al final, Diversiones públicas y los anuncios comerciales. En el número del 24 de junio de 1854, El Presente anuncia a sus suscritores mejoras en la edición del diario a partir del mes de julio. La última entrega en la colección de la Biblioteca Nacional de España corresponde al 29 de junio, sin embargo siguió publicándose hasta el 20 de julio. A partir de aquí será sustituido por El Constitucional, que, también estampado en la Imprenta de Agustí Gaspar, tomará el subtítulo de “periódico del Partido Liberal” y estuvo publicándose hasta 1856. Por su parte, Joaquín María Nin, publicará desde el 15 de noviembre de 1855 un diario de la tarde al que le da el título Eco de la actualidad, estampado en la Imprenta de Bosch, al que le seguirá dando su marcado carácter progresista y anticlerical, y que quedará suspendido el 15 de marzo de 1856, tras sufrir la correspondiente “cruzada teocrática”, especialmente a través del diario religioso barcelonés El Áncora (1850-1856).