« Volver

Frente rojo (Valencia)

Guerra civil || Periódicos
Diario del Partido Comunista de España (PCE) editado como vespertino en Valencia desde el 21 de febrero al 20 de noviembre de 1937, y como matutino en Barcelona, desde el 24 de noviembre de ese año, hasta prácticamente cuando esta ciudad cae en manos de las tropas franquistas e italianas, el 26 de enero de 1939. El último número -619- de este título en la colección de la Biblioteca Nacional de España, corresponde al 21 de enero de ese año. Previamente, desde el 31 de julio de 1936 al 31 de enero de 1937, tanto esta organización política como el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) habían editado como órgano de expresión conjunto el diario La Verdad en Valencia. A partir del dos de febrero de ese año, por su parte, el PSOE también empezaría a publicar en esta ciudad su propio diario: Adelante. Ante la amenaza del ejército nacional de tomar Madrid, el gobierno de la República se había traslado el siete de noviembre de 1936 a Valencia, instalándose también aquí destacados dirigentes de las organizaciones afines al Frente Popular e intelectuales de izquierdas; y ante las dificultades de garantizar la distribución a nivel nacional del órgano de prensa del comité central del PCE –Mundo obrero (Madrid: 1930) –, su dirección y redactores habían terminado también residiendo en Valencia, desde donde publicarán este nuevo diario comunista: Frente rojo, que tendrá su redacción y administración en la calle Vilaragut, 5. Será un periódico de tarde de gran formato, de cuatro páginas, que a veces aumenta hasta las seis, compuestas a siete columnas. En su cabecera va estampada “la hoz y el martillo” y el lema: ¡Proletarios de todos los países, uníos!, así como la indicación de ser “órgano” del Partido Comunista, Sección Española de la Internacional Comunista (S.E.I.C.). Entre a otros, se le atribuye su dirección al periodista de origen peruano, novelista y dramaturgo César Falcón Gárfias (1892-1970), a quien, a principios de 1936, junto al reportero de guerra Clemente Gutiérrez Cimorra (1900-1957) ya se le había encargado en Madrid la dirección de Mundo obrero. César Falcón estaba casado con Irene Lewy Rodríguez (1908-1999), conocida como Irene Falcón, que en ese momento era secretaria particular de Dolores Ibárruri –La Pasionaria– (1895-1989). También se le atribuye su dirección al propio Cimorra, que durante ese año 1937 será autor en Frente rojo de una serie de reportajes bajo el epígrafe Los frentes de Madrid. Cimorra, que había sido secretario particular del líder del PCE, José Hernández Tomás (1907-1971), fue también editorialista de Mundo obrero y Frente rojo. Así mismo, se desplazaron a Valencia para formar parte de la redacción del nuevo periódico comunista, el redactor-jefe de Mundo obrero Jesús Izcaray Cebriano (1908-1979) y el también periodista y escritor Juan Rejano (1903-1976). Además de editoriales, el diario publica noticias (algunas procedentes de la agencia Fabra) y artículos de política nacional e internacional; sobre el desarrollo bélico de los frentes de batalla, con una sección oficial de Partes de guerra; comunicados de las organizaciones políticas y sindicales, avisos o citaciones, especialmente del PCE y de la Internacional Comunista; información provincial y local procedente del Consejo Provincial del Frente Popular y del Consejo Municipal; los precios de los productos de consumo, noticias de deportes y teatros o una cartelera de espectáculos. Publica también reportajes en una sección bajo el epígrafe Vida del campo, que a veces lleva la firma de Asunción Espí; así como discursos de líderes comunistas. Inserta eslóganes de guerra y publicidad comercial. Ante la amenaza del ejército nacional de ocupar Valencia, en octubre de 1937, se producirá una nueva evacuación, esta vez a Barcelona. Frente rojo publicó su última entrega en la ciudad del Turia –número 261- el veinte de noviembre, reapareciendo en la ciudad Condal el 24 del mismo mes –también, con el mismo número 261, pero continuando a partir de entonces su secuencia–, para lo que serán utilizados los locales y talleres del diario La Vanguardia (1881), incautado al comienzo de la guerra civil y en manos de la Generalidad de Cataluña. Aquí tendrá sus oficinas en la calle Trafalgar. A la misma vez, en Valencia, el PCE (S.E.I.C.) continuará publicando cada mañana el diario La Verdad, que había comenzado a editar de nuevo a partir del 28 de julio. Izcaray siguió siendo subdirector o redactor-jefe durante su etapa barcelonesa, llegando a estar dirigido en esta ciudad por Mariano Perla (1914-), un entonces joven periodista madrileño que ya había trabajado anteriormente en Mundo obrero, como era el caso también de las dos únicas mujeres de su Redacción: la escritora Luisa Genoveva Carnés Caballero (1905-1964), autora de artículos de diverso contenido (de cultura y sobre la mujer, o de crítica de cine), a veces bajo el seudónimo Natalia Valle; y Celia Nistal, cuyo apellido aparece como firma de artículos de política internacional. Otros redactores o colaboradores de Frente rojo –y también de Mundo obrero- fueron el periodista liberal y poeta Eduardo de Ontañón Levantini (1904-1949), quien también dirigió en Valencia el diario comunista La Verdad; el escritor César Muñoz Arconada (1898-1964), o Margarita Nelken (1894-1968), que, además de crónicas, escribió una serie de artículos bajo el título Del front i de la reraguardia, colaborando también en Treball (1936), portavoz de los comunistas catalanes; así como el que fuera durante muchos años director de Mundo obrero, Antonio Mije García (1905-1976), que colabora tanto en La Verdad como en Frente rojo. Aparecen también en este diario artículos y textos de Ibárruri o Santiago Carrillo. En Barcelona, Frente rojo modificó su formato y fue aumentando su número de páginas desde ocho hasta doce, compuestas a cinco columnas. Fue un periódico que insertó numerosos fotograbados de actualidad, muchos de ellos bajo la firma de Mayo. Se trata de la agencia de los Hermanos Mayo, un grupo de fotógrafos asociados, integrado por los tres hermanos Souza Fernández (Francisco, Cándido y Julio) y los dos hermanos Castillo Cubillo (Faustino y Pablo). También publicará humor gráfico, siendo dos de sus más destacados ilustradores, el pintor Andrés Martínez de León (1895-1978), que también se había desplazado a Valencia durante la guerra, y Ramón Puyol Román (1907-1981), autor del célebre cartel "No pasarán", en el que se inspiraría la propia Dolores Ibárruri, y del mural de la República Española en la Exposición Internacional de París, de 1937. Anteriormente a la guerra civil, el título Frente rojo había sido ya adoptado por un semanario editado por el PCE en Madrid para suplir la suspensión gubernamental de Mundo obrero, desde enero al 30 de noviembre de 1932, y similar formalmente a este, habiendo pasado a diario en ese mismo mes. Por su parte, tras estallar la guerra civil, el órgano oficial del partido comunista empezaría a imprimirse en los talleres del incautado diario católico El Debate (1910-1936), y a partir del 31 de mayo de 1937, el diario El Sol, también pasaría de ser “diario independiente fundado por D. Nicolás M. Urgoiti en 1917” a “diario de la mañana del Partido Comunista de España (S.E. de la I.C.)”, reiniciando su secuencia a partir de su número 6.185, y retomando la antigua desde el número 319, de 1938. Le ha sido también atribuido al comunista de origen peruano Eudocio Ravines (1897-1978), la dirección de Mundo obrero, así como la fundación de Frente rojo, en cuyo staff de redacción en Valencia, debió aparecer.