« Volver

Arte y sport (Madrid)

Cardo
Deportes || Revistas de información general
Esta revista es producto de la fusión de tres publicaciones: Bilbao deportivo, Vida deportiva, de Barcelona, y El Cardo, publicación madrileña cuyo último número fue el del 30 de junio de 1903. La nueva publicación echará a andar en octubre de ese año con el subtítulo: ‘Segunda época de El Cardo’, y su director será también el que había sido fundador y director de este último, el marqués de Alta Villa. Además del arte, la publicación se proponía fomentar la educación física y la práctica deportiva en España, algo que todavía era minoritario. En su primer número declara su intención de inculcar lo que se hacía en el norte de Europa: ‘En la raza sajona todo es poco para el cultivo de las artes y para el desarrollo de sus gustos varoniles como descanso de sus habituales deberes; y en cambio la raza latina, la más espiritual, la que tantos ejemplos dio al mundo de inspiración y de aptitudes universales, descuida el estado de su existencia física sin atender tampoco a su moral perfeccionamiento’. El ciclismo, como se puede ver también en este primer número, tendrá un espacio privilegiado en la revista, con varias de sus 16 páginas dedicadas a este deporte acompañadas de fotografías. En cuanto al arte, podemos leer un artículo dedicado a la inauguración de un monumento a Wagner en Berlín, firmado por un joven José Deleito y Piñuela, gran pedagogo e historiador del teatro y de la España del reinado de Felipe IV. Piñuela fue colaborador de El Cardo y también lo sería de esta revista. En otros números del periódico se pueden encontrar páginas dedicadas a las carreras de automóviles. En el de 30 de noviembre de 1903, por ejemplo, podemos ver la crónica de una de ellas y las fotos de los vehículos, algunos de los cuales recuerdan coches de caballos motorizados. Deportes como la esgrima, el esquí, las carreras pedestres, de caballos, el golf o la caza también tenían su lugar en la revista, que dedicaba más espacio a informar sobre estas actividades que a las artísticas o a la literatura. El fútbol fue ganando terreno a medida que pasaba el tiempo, aunque todavía no era un deporte de masas. Con números de 12 páginas de media, la revista se publicaba tres veces al mes, los días 10, 20 y 30, y en la última página se insertaban anuncios por líneas. La política no tuvo un papel especial en la publicación, pero el marqués de Alta Villa, que había sido secretario de Isabel II en su exilio en París, no podía dejar pasar por alto el fallecimiento de la reina destronada y dedicó la portada y varias páginas del número 20, de 20 de abril de 1904, a recordar su figura, incluyendo además dos páginas autógrafas de la propia Isabel II de la época del exilio. En el último número de la publicación que posee la BNE, el de 30 de abril de 1905, se incluye una noticia protagonizada por su director, el marqués de Alta Villa, quien desde la Academia de Bellas Artes había gestionado la ayuda del Gobierno para la restauración de La Alhambra de Granada y que pedía, de momento sin resultado, que se estableciera una tarifa de entrada a fin de proteger mejor el monumento. [Descripción publicada el 28/05/2020]