« Volver

Gaceta de los tribunales o Causas y hechos célebres del reino y extranjeros (Madrid)

Gaceta de los tribunales || Causas y hechos célebres del reino y extranjeros || Gaceta de los tribunales o Causas y hechos célebres del reino y extrangeros || Causas y hechos célebres del reino y extrangeros
Derecho || Gacetas
Se trataría del segundo periódico publicado en España especializado o dedicado básicamente a asuntos relacionados con la actividad de los tribunales de Justicia y también a lo que después será clasificado como periodismo de “sucesos”, generalmente del orden penal, pues anteriormente –en 1834– se había publicado, también en Madrid, otra Gaceta de los tribunales. Esta será estampada por la Imprenta de Ignacio Boix, que aparece indicado también como editor, pero se desconoce quién o quiénes lo redactaron, ya que no hay indicación alguna al respecto ni firma bajo sus textos que así lo pueda determinar. Su primer número corresponde al 18 de febrero de 1841, y en su artículo de presentación se calificará, en esa época de construcción del Estado liberal, al poder judicial como “uno de los que emanan de la soberanía y no el menos importante”, por lo que reclamaba, como para los demás poderes, “los incalculables beneficios de la publicidad de sus actos”. Además, se indicará en ese mismo artículo introductorio que sus contenidos serán “originales” y que para su elaboración contará con correspondencias (corresponsales) en provincias y en el extranjero, expresando que, de la Administración de Justicia, prestará más atención a “aquella parte que toca más cerca al interés general”, tanto en lo referido al orden criminal como al civil. Comenzará apareciendo los jueves y domingos, en entregas de cuatro páginas, compuestas a tres columnas, insertando bajo su cabecera sendos cuadros con los “despachos de los juzgados de primera instancia y escribanías de la semana” y de los “magistrados semaneros” de la Audiencia Territorial, en ambos casos de la jurisdicción madrileña, y al final, otro cuadro con las “audiencias de ministros, jefes y oficiales”. Sus contenidos se estructuran en secciones, como una escueta de Actos del Gobierno (principalmente, sobre su actividad) y las de Tribunales del Reino y Tribunales extranjeros, que son las más desarrolladas y contienen resúmenes y extractos destacados de resoluciones y sentencias judiciales. A ellas se añade otra de Variedades, en la que se recogen noticias de “sucesos”, que, cuando ocurren en Madrid, irán bajo el epígrafe Hechos de la capital, pero en cuya sección también se publicarán otros textos de carácter social o literario. También tendrá una sección de Anuncios judiciales, en la que da cuenta de la provisión de puestos en las fiscalías o las escribanías. Asimismo, emulando al resto de la prensa, tendrá una sección denominada Folletín en los faldones de las dos primeras planas, que reservará para textos de carácter literario o discursos, como el pronunciado sobre el teatro español por Javier de Burgos, en el Liceo de Granada; además, incorporará otra de Teatros (con su programación), y, en alguna ocasión, tendrá otra sección bajo el epígrafe Cortes. El formato y frecuencia de aparición de este periódico tendrá variaciones. Comienza saliendo los jueves y domingos, y a partir del número 9, del 17 de marzo, saldrá también los miércoles, aumenta su formato y, de cuatro, a ocho páginas cada entrega, que serán compuestas a partir de ahora a dos columnas. Es, precisamente, en esa entrega en la que a través de su primer texto explique las razones por las que no publica artículos de fondo de carácter jurídico o de otra materia política, asunto al que volverá a referirse en su entrega del 16 de julio. Pero, previamente, a partir del número 24, de 19 de abril, se había hecho diaria (excepto lunes), reduciendo el formato y regresando a las cuatro páginas por entrega. Y a partir del número 43, del 19 de mayo, volverá aparecer tres veces a la semana. La foliación de este título fue siempre continuada y hasta su entrega 70, correspondiente al 16 de julio de 1841, forma un primer tomo, con un total de 464 páginas. El segundo tomo sumará otras 296 páginas, pero sus entregas en este carecen de cabecera y de data, no tendrán fijeza en su momento de aparición y su paginación será variada, añadiendo su artículo de introducción que será en torno al centenar cada mes. Este hecho lo explica indicando que deberá considerarse a esta Gaceta como de “consulta más que como periódico de circunstancias”. Sus artículos fueron a partir de entonces más extensos, y entre ellos se inserta el titulado Causa histórica de los templarios (1307-1314) o un Compendio del nuevo Código Penal francés, apareciendo bajo algunos de ellos alguna firma, como la de F. García Goyena o L.F.F. de Castro. Si el primer tomo de la colección contiene algún suplemento bajo la cabecera Hechos de la capital, el segundo, que debió aparecer en la segunda mitad del año 1841, contiene también algunos otros, con cabecera y paginación propia, con el título Folletín científico, artístico y literario de la Gaceta de los tribunales, en los que insertará sus revistas de costumbres y teatros.