« Volver

Juventud (Madrid. 1936)

Guerra civil || Periódicos
Con el subtítulo Diario de la Juventud en Armas, esta publicación es el órgano de la Federación de las Juventudes Socialistas Unificadas, de ideología marxista revolucionaria. Se trata de un periódico de partido donde predominan los artículos de fondo, aunque la información de actualidad ocupa también un lugar destacado. Las Juventudes Socialistas Unificadas, fundadas en marzo de 1936, es el resultado de la fusión de las Juventudes Comunistas ligadas al PCE con las Juventudes Socialistas del PSOE. Al frente de la nueva formación política estará Santiago Carrillo, futuro líder del Partido Comunista de España en el exilio y en la Transición a la democracia. Los números de esta publicación que posee la BNE corresponden casi todos ellos al primer periodo de la Guerra Civil, hasta diciembre de 1936. Se desconoce si tuvo continuación o se fusionó con alguna otra publicación. El único número anterior a la Guerra Civil que conserva la Biblioteca Nacional lleva fecha de 27 de junio de 1936. Hojeándolo se percibe enseguida el clima de violencia que estaba instalado en la sociedad española por parte de los dos bandos que pronto se iban a enfrentar a muerte. De este número es de destacar una columna de la portada en la que se anuncia un homenaje nacional a las víctimas de Asturias previsto para el 30 de agosto que lógicamente no se llegó a celebrar al estar España ya en guerra. Se trata de la llamada Revolución de Octubre de 1934 que fue sofocada por el Gobierno de centro derecha y que ocasionó gran número de víctimas. Refiriéndose a la situación del momento, el periódico afirma tajantemente: ‘Por Octubre y Asturias está hoy en el Poder el Frente Popular. Fue Octubre la suprema consigna para la victoria del 16 de febrero’ (la victoria electoral del 16 de febrero de 1936). Santiago Carrillo, que colaborará asiduamente en la publicación, escribió en el número del 7 de octubre de 1936 un artículo recordando la Revolución de Octubre, en la que participó personalmente y le supuso el ingreso en prisión hasta las elecciones de febrero de 1936 en que fue puesto en libertad junto con miles de encarcelados por los sucesos de 1934. Del periódico Juventud, que empezó publicándose con 15 páginas para acabar con 4 a medida que la Guerra iba haciendo más difícil el acceso al papel, cabe destacar las portadas con la cabecera de color rojo y el contenido gráfico. La fotografía y el dibujo fueron dos ingredientes utilizados ampliamente para la propaganda. Otro rasgo de identidad de la publicación es su constante alusión a la Unión Soviética como paradigma de verdadera democracia popular, así como la ayuda soviética a las fuerzas del Frente Popular en la Guerra Civil. [Descripción publicada el 17/08/2022]