« Volver

Guía-manual de Cádiz (Cádiz)

Guía manual de Cádiz || Indispensable
Guías y directorios
En la Imprenta Ibérica de Fernández de Arjona se editó esta guía de Cádiz para el año 1877 y se reimprimió al año siguiente ampliándose la sección de profesiones y establecimientos debido a la buena acogida que obtuvo. La guía respondió al propósito que expresaba en su primera página: “Lo que Cádiz necesitaba, lo que reclamaba con urgencia, era una Guía-manual que reuniese a un módico precio todo lo puramente preciso bien ordenado en forma que, a primera vista, pueda encontrarse en ella cuantas noticias de personas o cosas útiles puedan desearse”. La publicación informa que vivían en la ciudad ese año 15.653 vecinos (57.020 habitantes) y prácticamente, por orden alfabético, se da el nombre y ocupación de cada uno de ellos, con lo que a cualquier gaditano de nuestros días que rastree sus orígenes no le será difícil encontrar en esta guía a sus tatarabuelos y saber cómo se ganaban la vida. Gracias a su situación geográfica privilegiada y a haber sido puerto principal de comercio con la América hispana, Cádiz fue una de las primeras ciudades burguesas de España y así queda reflejado en la ocupación de sus habitantes, muchos de ellos dedicados a la industria y al comercio. Naturalmente, en el bosquejo histórico que recoge la guía se hace referencia a que fue aquí donde se reunieron Las Cortes, en 1812, para aprobar la primera Constitución española. Como dato curioso se informa de las bombas que, desde 1810 y durante 30 meses, arrojaron las tropas francesas sobre la ciudad con la intención de conquistarla. Es una cifra exacta, como si hubieran sido contadas: 15.521 bombas. Una canción popular que ha llegado hasta nuestros días surgió de ese asedio: “Con las bombas que tiran los fanfarrones, se hacen las gaditanas tirabuzones...” La guía menciona todos los lugares de interés del Cádiz de la época: catedral, parroquias, puerto, muelles, castillos, cuarteles, academias, bibliotecas, escuelas, hospitales, casa de expósitos, asilo infantil, aduana, fábrica de tabacos, teatros, plaza de toros, hipódromo, baños. Como curiosidad en lo que respecta a los baños públicos, se informa de que en las playas de la Caleta y de los Corrales mujeres y hombres disponen de diferentes horarios para bañarse. También se recogen en esta exhaustiva guía servicios, horarios y tarifas de correos, telégrafos, ferrocarril, diligencias y los vapores que partiendo de Génova se dirigían a Argentina y Uruguay haciendo escala en Cádiz, lo que convertía a la ciudad en uno de los principales puertos de salida de emigrantes hacia América. [Descripción publicada el 14/6/2018]