« Volver

Revista de veterinaria militar (Toledo)

Fuerzas armadas || Veterinaria
Publicación profesional de periodicidad mensual que comenzó a publicarse en 1915 y concluyó en 1920. Nació en plena I Guerra Mundial, cuando todavía la caballería era un arma de los ejércitos, aunque en rápido retroceso, y se utilizaban animales, mulas sobre todo, para el transporte de los equipos y suministros. La revista, que fue el principal órgano de expresión del Cuerpo de Veterinaria Militar, tenía un número de páginas irregular en cada entrega, aunque 64 o 68 fue lo más habitual. A veces aumentó su paginación superando las 100 pero en estos casos normalmente se trataba de números bimestrales. Abría la publicación una sección científica dedicada a las enfermedades de los animales y su tratamiento, generalmente el caballo, el perro también con frecuencia, y continuaba con una sección oficial con información de interés para los miembros del Cuerpo de Veterinarios del Ejército, aunque también podía incluir noticias referentes al estamento militar en general. Dentro de la sección científica no faltaban artículos en los que se describía las razas caballares de diferentes lugares geográficos. La revista fue incluyendo gradualmente fotografías y gráficas estadísticas que ayudaban a la comprensión de los temas tratados además de hacer más amena la publicación. Las fotos de caballos son las más usuales. El director de la revista, Manuel Medina García, así como los miembros del Consejo de Redacción eran todos veterinarios militares. Aunque de corta duración, en los números de esta publicación se fueron recogiendo y recopilando los datos que sirvieron de base para ir creando una doctrina veterinaria de campo que años después dio como resultado la redacción del primer reglamento de campaña que contemplaba la asistencia veterinaria en los campos de batalla. Fue aprobado este reglamento en 1927. Manuel Medina, que había dirigido la revista, escribió ese mismo año de 1927 un libro titulado ‘Material de campaña para veterinaria militar’ en el que incluyó el material necesario para la dotación de las dotaciones veterinarias previstas en el nuevo reglamento. En su libro, Medina escribía entre otras cosas: ‘La experiencia de la guerra europea ha evidenciado que las inevitables pérdidas de ganado que una campaña trae como consecuencia aumentan, considerablemente, por necesidad de sacrificios inoportunos y por falta de tratamiento adecuado de enfermos curables, cuando la falta de medios materiales imposibilita de poner en práctica las indicaciones que conducirían a un resultado favorable’. Para más información de la revista, de su director y de este cuerpo del ejercito puede consultarse on line el artículo publicado en 2014 por el general veterinario Luis Ángel Moreno Fernández-Caparrós, titulado ‘Historia de la Veterinaria Militar Española. Los materiales de campaña’. [Descripción publicada el 17/08/2022]