« Volver

La Brújula (Burgos)

Periódicos
Periódico de vida efímera que comenzó en noviembre de 1890 publicándose semanalmente y acabó saliendo dos veces por semana hasta su desaparición en junio de 1891. Llevaba el subtítulo de periódico liberal y competía en la provincia con otros periódicos del mismo signo político y con la prensa conservadora y carlista, dada la influencia que tenía en Burgos el estamento militar y religioso. En su primer número la Brújula dejaba explícito su programa de apoyo al partido liberal de Sagasta, quien se alternaba en el Gobierno de la nación con el líder del partido conservador, Cánovas del Castillo. En el momento de editarse este periódico Sagasta estaba en la oposición, aunque volvería pronto a la presidencia del Consejo de Ministros. Bajo su mandato se había aprobado en junio de 1890 la ley del sufragio universal masculino. En su programa el periódico dejaba claro también su apoyo a la Monarquía, algo que había empezado a ser cuestionado por la pujanza de los partidos republicanos y su prensa. A finales del siglo XIX en Burgos, con una sociedad predominantemente conservadora, había ya varios periódicos de este signo político. Se trata de un periódico de cuatro páginas de claro contenido político en el que los artículos de fondo ideológicos destacan sobre la información propiamente dicha, aunque no falta la crónica local y noticias de asuntos varios, junto con un boletín religioso y una sección de Ecos de la prensa en la que se analiza lo publicado por otros medios de la ciudad. También, aunque en pequeña proporción puede verse en sus números noticias de alcance nacional e internacional. En los últimos números la Brújula llegó a publicar igualmente un folletín. Como era habitual en estos periódicos de partido, la última página estaba reservada a la publicidad, con la que se conseguía una financiación que permitía tener a flote la publicación. No obstante, la competencia era grande porque había otros periódicos del mismo signo político. El último número de La Brújula es el 57, correspondiente al 27 de junio de 1891. El periódico anunció su suspensión por ‘razones particulares’, sin dar más detalles. Decía también que esperaba que la suspensión fuera breve, pero lo cierto es que no volvió a aparecer más. [Descripción publicada el 7/09/2023]