« Volver

Doña Manuela (Madrid)

Periódicos
Pese a que se trata de un pequeño periódico de sólo cuatro páginas del que, además, sólo se publicó un número, esta publicación satírica es un pequeño tesoro de la Historia política y periodística de España por mostrar ciertos rasgos en la forma de gobernar del momento y los límites de la libertad de la prensa, así como por la implicación de conocidos personajes como el general O’Donnell y el poeta Gustavo Adolfo Bécquer. Sólo se publicó un número, el 26 de septiembre de 1865, pero eso es algo que ya vaticinaba el propio periódico en sus páginas porque sus responsables eran conscientes de que su título y la ilustración de portada no iban a dejar indiferente a nadie y menos al presidente del Gobierno. Todo el mundo dio por hecho que “Doña Manuela” aludía a Manuela Bargues, la esposa del presidente, a la sazón el general O’Donnell, líder de la Unión Liberal. La mujer aparece en la ilustración con además enérgico como diciendo lo que hay que hacer a su esposo y a sus ministros. En el contexto de la época, simplemente eso era un insulto para tan encumbrados caballeros. Pero el periódico no se limitaba a atribuir gráficamente un gran poder a Manuela Bargues, sino que también por escrito satirizaba su influencia. Así decía: “Ser presentados a Doña Manuela en la situación que atravesamos equivale a clavar la rueda de la fortuna, a heredar a un tío en California, a sacar el premio gordo de la lotería”. La censura actuó en el acto y la publicación no volvió a salir. Pero la cosa no quedó ahí porque el hijo del primer matrimonio de Manuela Bargues, Aureliano Vinayls, quiso vengar el honor de su madre e intentó descubrir por todos los medios quien estaba detrás de la publicación para, como era costumbre entonces, retarle en duelo. En esta búsqueda llegó a agredir a un periodista y algunos medios tuvieron que desmentir públicamente su relación con el caso. En los mentideros madrileños la paternidad del periódico se atribuía a Gustavo Adolfo Bécquer, quien había perdido su empleo y sueldo tres meses antes, el 21 de junio de ese año de 1865, al ser destituido de su cargo de censor de novelas al caer el Gobierno de Narváez. Ese puesto se lo había proporcionado su admirador el político moderado Luis González Bravo, quien supuestamente alentó la publicación de Doña Manuela. Tan fuerte era el rumor que Bécquer tuvo que salir a negar que él fuera el responsable de la publicación, y lo hizo en el periódico Las Noticias, que dirigía su amigo Ramón Rodríguez Correa. En su Historia del Periodismo Español, Pedro Gómez Aparicio no duda en atribuir la responsabilidad de Doña Manuela a Bécquer, quien junto con su hermano Valeriano colaboró en publicaciones satíricas como Gil Blas. También en el Diccionario Biográfico de Parlamentarios de Andalucía (1810-1869), dirigido por Diego Caro Cancela, se atribuye la dirección del periódico a Bécquer. En este diccionario se da un reseña del hijo de Manuela Bargues, que fue diputado por Guadix además de ocupar altos cargos en la Administración. Se cuenta el episodio y se dice que Aureliano Vinayls llegó a un acuerdo privado con Bécquer para evitar el duelo, pudiendo entonces el poeta rechazar públicamente su relación con el caso. [Descripción publicada el 25/02/2019]