« Volver

La Unión (Madrid. 1878)

Periódicos
Es continuación de El solfeo (1875-1878), el periódico criptorepublicano que dirigiera Antonio Sánchez Pérez (1838-1912), que ya en su última etapa había empezado a estampar bajo su cabecera el subtítulo “diario democrático de la mañana” y que ahora adoptará también La unión, asimismo dirigida por este periodista federalista. Sánchez Pérez se había propuesto la tarea titánica de aunar las voluntades de las distintas fracciones del republicanismo liberal y democrático español, y para ello había mantenido reuniones con Francisco Pi y Margall (en Madrid), y los exiliados Nicolás Salmerón y Ángel Fernández Ríos (en París) y Manuel Ruiz Zorrilla (en Ginebra) para publicar un diario que fuera órgano oficial de todos los republicanos. En este periódico, al igual que lo fuera en El solfeo, será una de sus principales plumas Leopoldo Alas, que utilizará, además de su nombre y el seudónimo Clarín, los de Maestro Ciruela, Gil Pérez, Joaquín Pérez y Antolín San. Se sumarán a su redacción otros periodistas republicanos, como Fernando Garrido, y los textos firmados lo serán también con iniciales o seudónimos, como los de Un aficionado o Fernán. Es una publicación en la que junto a artículos de fondo, incluye secciones propias del periodismo noticioso de la época: revista política, correspondencia o correo extranjero y de provincias, espectáculos, noticias teatrales, bibliografía, folletín, otra titulada Impresiones del día y la dedicada al movimiento científico, literario y artístico y la bolsa de Madrid, así como telegramas de la agencia Fabra y una sección de anuncios comerciales, que llegará a ocupar completamente la cuarta y última plana. El 14 de febrero de 1881, el periódico El mundo moderno vendrá a sustituir a este diario cuyo último número aparece el 22 de diciembre de 1880, al fenecer en manos del fiscal de imprenta, y fechas antes de que Francisco Pi y Margall rompiera definitivamente con Nicolás Salmerón y Estanislao Figueras.