« Volver

Guía oficial de los balnearios españoles (Madrid)

Guía oficial de los establecimientos balnearios y aguas medicinales de España || Guía oficial de los balnearios españoles y aguas minero-medicinales
Salud e higiene
Como su propio nombre indica se trata de una relación de todos los balnearios españoles existentes en 1935, fecha de su publicación, y que eran miembros de la Asociación Nacional de la Propiedad Balnearia. Gracias a la información que hay en la misma Guía podemos saber que se habían editado hasta entonces otras tres en los años 1923, 1924 y 1927. La de 1935 debió de ser la cuarta y última editada por esta asociación de propietarios, dado el corte que para todo tipo de actividades y publicaciones supuso el inicio de la Guerra Civil al año siguiente. La Guía de 1935 está estructurada con unas páginas preliminares en la que se habla de los beneficios terapéuticos que proporcionan las aguas termales o minerales para dar paso a una relación por orden alfabético de los balnearios existentes en la Península y en ambos archipiélagos, muchos de ellos acompañados de fotografías de la fachada del establecimiento, de sus instalaciones interiores o imágenes de los alrededores. En la información de cada lugar se señala para qué tipo de enfermedades o dolencias están indicadas sus aguas, así como se da noticia de tarifas, la temporada oficial, cómo llegar, datos del personal y otros. A continuación de la relación de balnearios viene un apéndice con los análisis químicos realizados a las aguas de algunos de ellos, y seguidamente información sobre rutas turísticas por las regiones españolas, centrándose en las zonas próximas a los balnearios. A este respecto, los redactores de la Guía se quejan de que las autoridades que tienen a su cargo la edición de guías turísticas en España no reflejen en ellas los balnearios como lugares de interés. La Guía, que tiene un total de 164 páginas y cuenta con abundantes anuncios publicitarios, concluye con un índice de los balnearios para su fácil localización en las páginas interiores. En el prólogo con la que comienza la publicación, firmado por el Inspector General de Sanidad Interior, se destaca que por la importancia que tienen los manantiales minero-medicinales de España merece el sector la mayor atención del Estado para ‘proteger los intereses de los enfermos, sin olvidar los también muy respetables de la propiedad balnearia y de los médicos hidrólogos’. Se destaca también en el prólogo el esfuerzo que han hecho los establecimientos para modernizarse, con nuevas técnicas y hoteles higiénicos y lujosos, pero se reconoce que ‘aún queda mucho por hacer’. Igualmente, es interesante en las páginas preliminares un artículo sobre la hidrología en España, con sus aspectos profesionales y científicos, firmado por el doctor Hipólito Rodríguez Pinilla, catedrático de la especialidad y miembros de la Academia Nacional de Medicina. [Descripción publicada el 17/08/2022]